7 PASOS PARA LLEVAR TU OBRA CON ÉXITO

Cómo Llevar Una Obra en 7 PASOS.

CLAVES PARA CONSEGUIR LOS OBJETIVOS EN UNA OBRA DE CONSTRUCCIÓN.

Cómo llevar una obra de construcción es un tema que tenía muchas ganas de abordar, pues es una de las cuestiones que más me habéis planteado desde que comencé con Procedimiento Constructivo ARDILA.

¿Cómo se lleva una obra?

¿Por dónde empiezo una obra?

¿Cómo se consiguen los objetivos en una obra de construcción?

Sois muchos los que me habéis realizado preguntas como éstas.

El proceso constructivo es complejo, esto es algo que todos tenemos claro. Y lo es por varios motivos, entre los que podemos destacar:

  • Ninguna obra es igual a otra.
  • Existen multitud de factores que pueden afectarnos de forma negativa en la consecución de nuestros objetivos:
    • Proyecto.
    • Climatología.
    • Las relaciones entre los responsables de la obra.
    • La Política de tu empresa.
    • La Política de contrataciones de tu empresa, especialmente.
    • El mercado.
    • la propia dificultad de la obra.
    • Los errores propios o ajenos de los que somos responsables.
    • Temas financieros.
    • Temas Políticos.
    • Incluso espacios aéreos militares o aeroportuarios pueden afectar a tus grúas torres…

La multitud de factores que pueden afectarnos de forma negativa en la consecución de nuestros objetivos es tan amplia, que no existe obra sin problemas ni imprevistos. De hecho, aprendes a convivir con ellos.

Acabas transformando lo que en los inicios de tu carrera eran problemas, en incidencias.

Vas creciendo, incorporando conocimientos y habilidades, y al final, si te paras a pensar… Puede que des con las claves de cómo llevar una obra de construcción exitosa.

Eso es lo que me ha pasado a mí.

Y eso es lo que hoy te vengo a contar: Cómo llevar una obra de construcción.

Y además he hecho un esfuerzo analizando mi propia experiencia, mi metodología, para reunir sistemas, acciones, pensamientos, decisiones… He simplificado mucho todo ello, en:

7 Pasos para que aprendas Cómo llevar una obra de construcción.

Podría estar horas hablando de cada uno de ellos, sin embargo, siempre sería con la misma esencia de fondo. Esa esencia es la que te cuento en el día de hoy.

Estos 7 Pasos estás diseñados para que conseguir alcanzar los  Objetivos de toda obra.

OBJETIVOS

Qué gran palabra ¿no?

Está claro que cuando una obra da comienzo, desde mucho antes de este momento, mejor dicho, ya hay generadas toda una serie de objetivos, según sea el agente de la construcción (Promotor, Dirección Facultativa, Constructor, Proyectista, Inversor) implicado, las metas serán diferentes.

En el caso del constructor sus 4 objetivos son, ya lo he mencionado en algún post, pero me parece importante recalcarlo:

  • Beneficios Económicos.
  • Entregar la Obra en Plazo terminada.
  • Calidad, sin patologías y con remates mínimos.
  • Fidelización del cliente = posibilidad futuras obras.

Está claro que existen objetivos comunes a todos ellos, como pueden ser: terminar la obra en plazo y con Calidad.

LOS 7 PASOS PARA LLEVAR UNA OBRA AL ÉXITO.

O lo que es lo mismo para conseguir tus objetivos.

En este caso, nos estamos enfocando en los objetivos del constructor por ser el agente que lleva el peso de la ejecución de la obra.

Lo que debes saber desde el principio, es que es prácticamente imposible separar un objetivo del otro, están ligados.

Es decir, si una obra se entrega fuera de plazo, los objetivos económicos se resentirán, si además la responsabilidad del retraso es del constructor, puede que tu cliente no esté contento con tus servicios, es lo más probable, y puede que quieras remediar la situación haciendo springs en la fase final, esas carreras al final de la obra, suelen llevar aparejado además que se descuiden aspectos como la calidad, en este caso de acabados.


Cómo llevar una obra de construcción en 7 PASOS.


PASO 1 : ELABORA UN PLAN ESTRATÉGICO.

Napoleón Bonaparte. destacó siempre como un gran estratega. El éxito de sus campañas se basaba en su estrategia.

De hecho, también tuvo sus fracasos, perdió sus batallas, su estrategia falló, por no tener en cuenta ciertos aspectos, como por ejemplo que si en el campo de batalla llovía, esto ocasionaría barro, y con un campo de batalla lleno de barro los pesados cañones eran casi imposibles de mover… le falló la estrategia y perdió.

O un ejemplo local, Napoleón obtuvo su primera derrota en España, en la batalla de Bailén, por no tener en cuenta los 40º de temperatura que hacían ese día.

Está claro que tomar decisiones correctas evaluando previamente la situación es necesario para conseguir el éxito de cualquier campaña.

La estrategia que marquemos es clave para llevar una obra ágil, o lo contrario, que sucede en demasiadas ocasiones: el no tener estrategia en la obra, es complicarnos mucho las cosas.

Cada vez que me ha tocado ir a una obra como segundo Jefe de Obra, a encauzarla, la estrategia directamente no existía.

Y por supuesto, tras analizar el caos, mi primera acción siempre ha sido tomar una serie de decisiones ordenadas, con criterio, buscando conseguir los objetivos, y así fue como con estrategia y trabajo en equipo conseguí salvar estas obras. Es decir, lo primero que hice tras analizar cada ‘paciente’ es trazarme un Plan Estratégico.

Por todo ello, es básico, necesario, fundamental e imprescindible, que traces un Plan Estratégico y, por supuesto, que lo hagas antes de empezar la obra.

Plan donde tendrás en cuenta no sólo tu obra, sino lo externo a ella que pudiera afectarla.

Si quieres más información sobre Plan Estratégico de Obra, o cómo aprender a realizarlo Paso a Paso encontrarás Más Información aquí.

Una vez hayas evaluado la situación, tendrás que tomar decisiones:

  • Traza el Plan Estratégico de tu obra, cada obra es única.
  • Planificación Económica basada en dicho Plan.
  • Planificación de Tiempos basada en tu Plan Estratégico, no es un Planning sólo, es un Planning que recoge todos los aspectos y decisiones de tu Plan Estratégico.
  • A partir de esa Planificación de Tiempos, clarifica el orden de tu trabajo.


Una vez hecho todo esto, estás listo para pasar al siguiente paso:

PASO 2: IMPLANTACIÓN PLAN ESTRATÉGICO.

Una vez tenemos nuestro ‘mapa del tesoro’ guauuuu… tenemos claramente nuestras metas finales, e hitos intermedios marcados, además de la ruta para llegar a ellos.

Ahora es momento de ponernos a implantar, de llevar a nuestra obra las decisiones tomadas. ACCIÓN. Es momento de realizar nuestro trabajo, hemos hecho lo más difícil, se trata de plasmarlo en las diferentes tareas organizativas que se llevan a cabo en una obra.

¡ACTÚA! Ya sabes lo que tienes que hacer y sabes en qué orden hacerlo.

PASO 3: LAS BASES DE TU OBRA. REPLANTEOS.

Pero como no podemos trabajar sobre el trabajo de los demás, debemos hacer un esfuerzo de verificación, o comprobación del proyecto, concretamente todo lo relacionado con los REPLANTEOS de la obra, empezamos a trazar las líneas generales y poco a poco iremos profundizando hasta entrar en el detalle.

Napoleón cuando pasó de comprobar aspectos que no dependían de él, como el terreno del campo de batalla o la temperatura, fracasó.


Nosotros no podemos iniciar la ejecución de una obra sin antes haber sentado las bases de la ejecución de la misma. Sus ejes, sus cotas, sus replanteos.

No debemos delegar la base de nuestra obra: Los replanteos. Cómo vamos luego a supervisar algo que no sabemos si está bien o mal. Nos fiamos del proyecto, nos fiamos del encargado… No debemos delegar este trabajo, si queremos controlar la obra.

Es un trabajo de oficina técnica, no de campo. No me refiero a transportar medidas en obra, a clavar estacas, cuerdas, niveles, que tampoco pasaría nada por hacerlo si careces de recursos o estás empezando.

Me refiero a estudiar tus cotas de cimentación, tu cota cero, comprobaciones de normativa, obtener datos concretos y correctos con los que dar órdenes acertadas, obtener datos con los que supervisar la obra.

Se trata de tener nuestras referencias para verificar que vamos por el camino correcto.

Resolver problemas, errores o contradicciones antes de que se presenten en la obra.

  • Facilitar el trabajo a tu equipo de obra y colaboradores.
  • Conocer tu campo de batalla mejor y antes que nadie.
  • Anticiparte a la obra. Ir por delante de tu obra y de todos.


Un buen Jefe de Obra debe ir siempre por delante de la obra, es la única forma de poder divisar problemas y solucionarlos en su nacimiento, cuando crecen es más complicado y puede que nos coman ellos a nosotros.

Además, es una característica imprescindible de los Líderes.

PASO 4: LAS DECISIONES LAS TOMAS TÚ. DEFINICIÓN UNIDADES DE OBRA.

Las bases ya las hemos sentado, verificado, aclarado, solucionado, en definitiva, ahora ya son correctas, bien, en este sentido podemos dormir tranquilos.

Además por delante de nuestras obra, trabajando nuestro Liderazgo, y ganándonos, entre otras, la Confianza de la Dirección Facultativa, quien se ha percatado a estas alturas de qué clase de profesional somos.

Vamos bien, pero aún nos queda trabajo…

Además debemos ocuparnos de que no haya sorpresas en nuestra obra.

‘Sorpresitas’ desagradables que nos afectarían en:

 

  • Problemas pendientes de solucionar.
  • Pérdida de ritmo, agilidad, reducción de rendimientos, es decir, que perjudican al Plazo de la obra.
  • Perjudican nuestra imagen, como los líderes de ésta. De cara al cliente, a nuestros jefes, a nuestro equipo
  • Nuestro equipo trabajará más y peor.
  • La Calidad de la Ejecución se acaba viendo comprometida.
  • Posibles patologías.
  • Aumentan el coste de la obra ante posibles reclamaciones del cliente, de los subcontratas al tener que rectificar tajos o al variar condiciones de contrato, además de afectar a los costes directos e indirectos de nuestro obra.
  • Desatendemos otras unidades, aumentando la posibilidad de más errores para rectificar.
  • Desorganizamos la obra. Dejamos de ir por delante de la obra.
  • Nos cargamos con más trabajo y en peores condiciones.
  • Acaba por complicar el orden, la limpieza, la producción.
  • Nuestros hitos intermedios no se logran.
  • Y si éstos, no se logran, nuestros objetivos finales menos.

El no ocuparnos de definir con antelación todas las unidades de nuestra obra, acaba complicando mucho las cosas, ya habéis visto hasta dónde.

En una obra no se puede ir sobre la marcha…

Improvisando, nooo.

Por mucho colchón que tengamos, si pensamos que con esto no perjudicamos la obra, al final no sólo sabemos que podíamos haber obtenido mejores resultados, sino que la organización de nuestra obra es mejorable.

No sólo hay que definirlo, sino que hay que hacerlo antes de adjudicar las unidades, es decir, antes de contratar. Es la forma en la que nos libraremos de toda esta cadena de errores.

Si nosotros no tomamos las decisiones que afectan a nuestra obra, otros las tomarán, en función de sus objetivos, no de los nuestros.

Y si tenemos la suerte de dar con un Proyecto donde todo esté perfectamente definido, aún así hay que trabajarlo, desgranarlo, verificarlo, optimizarlo, negociarlo.

 

PASO 5: PREPARA TU OBRA CON TODO LO NECESARIO. LAS CONTRATACIONES Y SU PROCESO.

Ahora ya estamos en disposición de SUB/contratar, comprar y gestionar. Porque ya sabemos lo que hay que contratar.

Algo tan fácil, pues no siempre está claro, las prisas, la falta de precisión, la falta de definición, como hemos visto en el paso anterior.

Precisión en la obra, en este caso sí. Parecen dos conceptos que no puedan ir unidos, precisión y obra, pero en este caso hay que ser cuidados@, y contratar precisamente lo que se va a ejecutar.

Además, recuerda que no sólo debes conocer antes de ejecutar lo que hay que hacer y cómo hacerlo, sino también la cantidad exacta de cada unidad, sus mediciones.

Las personas que van a las negociaciones preparadas, son las que mejores resultados obtienen.

Una contratación, es un proceso de negociación. Si lo llevamos bien preparado, es cuando mejores condiciones podemos obtener.

Mejores condiciones, mejor forma de trabajar por nuestros objetivos, mejores resultados.

Cuando las cosas están claras, resueltas, incluso optimizadas y negociadas con las partes correspondientes, incluso con la Dirección Facultativa, si es necesario.

Lo que pasa es que:

  • Se reducen los problemas y las incidencias.
  • Se gana en agilidad.
  • Se refuerza el Liderazgo.
  • Se lleva el control de la obra.

¿Estas libre de incidencias o problemas?

¡Noooo!

  • Pero detectas los problemas a tiempo. A tiempo de solventarlos sin consecuencias significativas para tu obra.
  • Y además, tus decisiones son mucho más acertadas.
  • Lo que te hace ganar puntos como profesional.
  • Y esto repercute de forma más beneficiosa en tu obra, tu visión y criterio son más respetados, se te facilitan muchas tareas. Liderazgo.
  • Y además, te permite trabajar con la sensación de control, enfocado en lo que estás haciendo.
  • Obteniendo de esta forma mejores resultados para tu empresa.

 

PASO 6: SUPERVISAR LA IMPLANTACIÓN. CONTROLAR  LA EJECUCIÓN Y LA PRODUCCIÓN.

Ahora ya está todo puesto encima de la mesa, es momento de revisar que realmente las cosas se están ejecutando conforme has establecido mediante tu trabajo.

Desde la implantación del Plan estratégico, hasta el proceso de contratación.

Tu supervisión es además muy intuitiva, tienes interiorizadas de una forma muy clara las bases de tu obra, a estas alturas conoces a la perfección la parte de la obra en cuestión.

Detectas fácilmente posibles errores.

Conoces los puntos sobre los que debes incidir en la supervisión. Esto es muy importante.

A medida que avanza la obra, la tarea de supervisar es más fácil.

¿Por qué?

Porque lo que se ejecuta se hace sobre una base correcta, sobre un trabajo anterior correcto, el margen, o la posibilidad de cometer errores, se reduce.

La posibilidad de detectar errores aumenta.

Sobre todo, si adquieres la metodología de supervisar desde el inicio de cada actividad, en lugar de ir a supervisar el resultado final.

Y se multiplica, porque no sólo tienes tú clara la obra, tu equipo y tus colaboradores también.

Ocho ojos ven más que cuatro.

Has sabido poner las cartas encima de la mesa y enseñarlas. 

Has delegado de la forma correcta. Delegar ahora ya sí, con las decisiones tomadas por el responsable de la obra, las bases sentadas, la posibilidad de error es mucho menor.

Ahora ya está todo organizado, tu obra va con ritmo, inercia. Trabajo en equipo.

La ejecución ya está encauzada.

Es momento de ocuparse de la PRODUCCIÓN.

Es momento de pisar el acelerador, tu obra puede, tu equipo puede, tus colaboradores pueden, tus objetivos no se verán afectados por correr (siempre y cuando se hagan las cosas bien). Puedes y debes correr.

Ahora ya sí. Acelera.

Eso sí, constantemente debemos estar vigilando la ejecución y la producción. es la única forma de no perjudicar ningún objetivo, una vez hemos dado todos los pasos anteriores para cada unidad de obra,

DIRIGE, CONTROLA, ACELERA… Y por supuesto EXIGE.

Has cumplido tu parte del contrato, ahora es momento de exigir que ellos cumplan la suya y hagan producción y además bien ejecutada.

Si eres el Jefe de Obra Revisa tu obra, aunque delegues y tus obligaciones te lo impidan, o mejor dicho, te lo dificulten, no dejes nunca de trabajar sobre esta supervisión.

Ahora ya CASI sabes Cómo llevar una obra de construcción.

 

PASO 7: NINGUNA OBRA ESTÁ EXENTA DE PROBLEMAS. PIVOTA SI ES NECESARIO.

Pero aún te queda un paso más, para saber Cómo llevar una obra de construcción… del todo.

Y es recomponer la situación cuando las cosas se ponen feas.

Y como he empezado diciendo, al estar expuestos a tantas situaciones que pueden afectar de forma negativa a tu obra, es posible que te toque pivotar.

No cambiar los objetivos, sino…

Cuando el objetivo te parezca difícil, no cambies de objetivo; busca un nuevo camino para llegar a él”

Confucio


Tanto si te toca rescatar una obra, como si es la tuya propia la que se ha descarriado. Debes detectar cuanto antes esa desviación. Las causas son achacables a multitud de factores, como hemos empezado diciendo en este artículo de Cómo Llevar Una Obra en 7 Pasos:

  • El Plan estaba mal hecho, las decisiones han sifo incorrectas.
  • Tu Propiedad, su banco, la DF ha complicado la obra.
  • El proyecto es deficiente
  • Mala política de contrataciones.
  • Cadena de errores.

Realmente creo poder hacer una lista mucha más extensa de las posibles causas que provocan que nos desviemos de la consecución de objetivos en una obra de construcción.

En este PASO 7 de Cómo llevar una obra de construcción, realmente lo que me interesa saber es si el motivo de la desviación es debido a:

1. Causas ajenas a nuestra ámbito de actuación y trabajo.

2. Causas internas a nuestra organización:

                Fruto de decisiones mal tomadas, Plan Estratégico equivocado.

Carencia de Estrategia en la obra.

                Otros: revisa los Pasos anteriores, desde el 2 hasta el 6.

En el caso 1 necesariamente tendré que acelerar mi Plan, e introducir otros ingredientes para alcanzar los objetivos y atender las necesidades de mi cliente. Fórmula Mágica (ANÁLISIS+CREATIVIDAD+PRL).

En el caso 2, no he cumplido con alguno o varios de los Pasos aquí expuesto. Y te lo digo con conocimiento, con experiencia. En este caso, si quiero resultados diferentes, tendré que hacer las cosas de forma diferentes (como decía Einstein), empezando por el Paso 1, pues necesito crear una Estrategia de emergencia, y siguiendo con el resto de los Pasos aquí descritos.

¿Y si ya tengo todo contratado?

Buscaré formas de compensar, y en el peor de los casos, negociaré ampliaciones. Milagros no podemos hacer. pero sí podemos gestionar de la forma correcta estas ampliaciones.

Además, de diseñar una nueva estrategia, correcta, y como hemos consumido plazo deberemos introducir la Fórmula Mágica:

  • Pivotar. Tomar decisiones diferentes a las iniciales.
  • La capacidad de detección pronta de problemas, análisis de los mismos y rapidez en la respuesta es la clave.
  • Y en la resolución, la creatividad, sumada al análisis, nos darán grandes resultados (Fórmula Mágica).
  • Además no estoy solo, cuento con la experiencia, creatividad y análisis de todos los que me rodean, empezando por subcontratas, DF, mis propios jefes, equipo, y otras fuentes de información.
  • Pero recuerda que lo importante es detectar esa desviación (cuanto antes mejor), y para ello debemos trabajar sobre estos pasos 7 pasos, desde el primero hasta el último.

Si trabajas estos 7 pasos, no te prometo que no tendrás problemas, pero no serán por tu Gestión. Y además, te convertirás en un profesional capaz de resolver situaciones complicadas, se necesitan ese tipo de profesionales, son los que marcan la diferencia. Nadie sabe exactamente qué es lo diferente, qué hacen de forma diferente, pero siempre consiguen sus objetivos… son pequeñas cosas, ahora ya las conoces…

Todo lo que se hace se puede medir, sólo si se mide se puede controlar;

sólo si se controla, se puede dirigir

y sólo si se dirige, se puede mejorar"

Dr. Pedro Mendoza A.

¿Cómo llevas tú tu obra?

2 Comments

  • Paulino Rivas

    Reply Reply 20 abril, 2015

    Hola Isaura.

    Impresionante y supertrabajados post´s los que publicas. De lo mejorcito que he visto en la red. Interesantísimos

    Enhorabuena Isaura.

    Saludos.

    Paulino Rivas
    Ingeniero Instalaciones

    • Isaura Ardila

      Reply Reply 20 abril, 2015

      Muchas gracias Paulino por tus palabras, de verdad me alegra mucho leer este tipo de comentarios, y me anima a seguir aportando valor. Así que mil Gracias.

Leave A Response

* Denotes Required Field