como controlar la obra desde tu interior portada

El Control de Obras desde TU INTERIOR

Control de Obras está muy relacionado con la forma en la que te sientes frente a una obra. Normalmente el control de obras es definido como la coordinación de todos los recursos tanto humanos, materiales, equipos y medios auxiliares, así como financiero, rendimiento y coste, incluso organización empresarial, para lograr alcanzar los objetivos planteados en un plazo determinado.

Sin embargo, para la mayoría de los que trabajamos a pie de obra, El Control de Obras es una sensación también, relacionada más con la seguridad que sentimos al dirigir la obra y que se ve reflejada en los buenos resultados que vamos obteniendo en los aspectos anteriormente mencionados, así como en la calidad final de la obra. Hoy veremos qué es el CONTROL de OBRAS más allá del manejo de un software, en qué consiste exactamente el control de obras desde nuestra sensación, y cómo utilizar algo tan personal para ir empoderándonos.

El Control de Obras es una sensación.

El Control de Obras de la persona responsable de ésta y que se transmite al resto de los involucrados.

Recibo muchos emails donde precisamente compañeros Jefes de Obra me hablan sobre este tema. Y siempre está relacionado con la ausencia de problemas de gravedad, o dicho de otra manera, a mayor sensación de CONTROL, más ausencia de problemas.

Siendo los problemas de la obra grandes quebraderos de cabeza para cualquier responsable de la misma, su ausencia significa ganar en calidad de vida y salud; además es sinónimo en muchos casos de estar realizando un gran trabajo.

Cuando tienes muchos problemas, podemos asegurar que falta control en esa obra, y la sensación del profesional es de inseguridad.

¿Por qué nos sentimos así?

Quizás, si analizamos este proceso desde el fondo, consigamos hallar la forma de controlar nuestra obra.

La cuestión es fácil, ya que demasiados problemas no resueltos, forman una gigantesca confusión.

La confusión en nuestras mentes es lo contrario a sentir en nuestras manos el control de obras.

Por lo tanto, si éste es tu caso, tan sólo tienes que empezar a poner algo de luz en dicha confusión. Es como la luz al final del túnel, la salida.

Sólo necesitas prestar atención a la primera contingencia para ir disipando la confusión.

¿Qué es CONTROLAR UNA OBRA?

La confusión es:

  • Incertidumbre.
  • Colapso Mental.
  • Inseguridad.

Así realmente es como nos sentimos cuando no controlamos algo.

Así realmente es como nos sentimos cuando no ostentamos el control de obras.

¿Quién no se ha visto reflejado  sintiéndose así en obra alguna vez?

Lo cierto, es que todo cambia, todo, cuando nos sentimos justamente al contrario.

Cuando tenemos CERTEZA.

Porque tener CERTEZA es precisamente FALTA DE CONFUSIÓN.

Por lo tanto, una de las INTELIGENCIAS que debemos cultivar es la que nos dota de la capacidad para gestionar la CONFUSIÓN.

O dicho de otro modo: la capacidad  de transformar la confusión en orden.

Todo ello, sin duda, nos lleva a tener SEGURIDAD.

Y así, siguiendo este proceso es como pasamos de sentirnos tan mal, tan inseguros, a sentir la confianza y la seguridad necesarias para llevar una obra.

Es cuando sentimos que llevamos el control de obras.

De esa obra y de las que estén por venir, porque desde esta perspectiva es como somos capaces de manejar con destreza los problemas convirtiéndolos  en oportunidades, para crecer y para diferenciarnos.

Desde este punto es como nuestras decisiones empiezan a ser cada vez más acertadas.

Es desde aquí, desde donde, cada día más nuestra obra es más ordenada y está más controlada.

control de obra

CONCLUSIÓN

Cabe destacar que los alumnos que terminan mis formaciones, convienen en comentar que afrontan su trabajo con más SEGURIDAD. Ahora tienen una metodología de trabajo que antes nadie les había enseñado. Y es de la combinación de ambas: conocimiento más enfoque mental (seguridad) de donde salen los grandes resultados.

En muchos de mis artículos anteriores, he abordado EL CONTROL DE OBRAS desde otras perspectivas más prácticas.

Hoy he querido hacerlo desde las sensaciones, algo muy personal, aunque común a todos.

Tanto por un camino como por el otro, se llega al CONTROL DE OBRAS, porque realmente no son diferentes caminos, son diferentes lados del mismo camino, e insisto que es precisamente la combinación de ambos, lo que marca la diferencia y los buenos resultados.

Lo que NO SE CONTROLA ACABA CONTROLÁNDOTE A TI.

shadow-ornament

¿Cómo te sientes al frente de una obra?

Sería muy interesante conocer tus sensaciones y compartirlas con el resto de compañeros, de esta forma apreciarías, que en realidad, todos nos encontramos en diferentes puntos del mismo camino.

firma Isaura Ardila

Leave A Response

* Denotes Required Field