No ocuparse de Medir

ERROR 1 de Jefe de Obra: NO MEDIR

Medir la obra es una tarea muy importante de Jefe de Obra, no hacerlo es un error muy extendido, por ser una tarea, en principio, pesada, y por el tiempo que consume.

En este post, vamos a ver por qué es un error  por completo no medir la obra por parte del Jefe de Obra:

  • No debemos delegar las Mediciones en un tercero, aún menos si es externo a la empresa.
  • Cómo podemos acometer esta tarea para que nos ahorre tiempo en otras, siendo así más eficaces

Además, no debemos olvidar que para saber el Importe de una Partida, tenemos dos números que multiplicar:

  • El Precio Unitario de la Partida.
  • Las Mediciones.

Ambos tienen la misma repercusión en el Importe de la Partida, luego no se entiende que nos  volquemos con uno, y el otro lo deleguemos al completo.

Insisto en que son muchas obras las que he llevado como Jefe de Obra, y sé lo que significa para éste decirle que se ponga a medir.

Quizás, si ves las mediciones desde otra perspectiva, como una ayuda, para hacer otras tareas de Jefe de Obra muy importantes, y con mucha repercusión en el resultado de la obra, cambies de opinión.

Las mediciones son una fase fundamental para preparar cada 
proceso de contratación.

  • Si nuestras contrataciones están bien realizadas, tendremos una obra organizada.
  • Una obra organizada, tiene dos efectos inmediatos: mayor producción, menos problemas, menos imprevistos.
  • Cuanto menos problemas, menos imprevistos, más tiempo para optimizar la obra y seguir ‘organizándola’…
  • Y, como ya hemos dejado el primer paso para organizar una obra es contratarla bien.

Y para ello son imprescindible las mediciones, entendiéndolas como un proceso completo, no sólo ponernos a medir m2, m3, etc…

Quizás éste sea el matiz diferenciador que hace que si bien medir sea trabajo de ayudante o Jefe de Producción, el proceso de las mediciones es trabajo del Jefe  de Obra.

¿Por qué? Esta pregunta se resuelve con…

 

¿Para qué voy a medir yo si soy Jefe de Obra?

¿Para qué usamos las mediciones durante la ejecución de obra?

Está claro que la obra debe estar medida antes de iniciarla, pero son muchas veces que por falta de tempo sólo se miden las partidas más relevantes, o se encarga a terceros esta labor.

¿Para qué nos sirven unas buenas mediciones? Pues para:

  • Revisar la obra: bolsas o carencias de mediciones; detalles singulares de cada partida a contratar; carencias/errores de proyecto; dudas; detalles constructivos sin resolver; revisión cumplimiento de normativa.
  • Preparar la valoración económica de la obra.
  • Para contratar a los industriales/proveedores.
  • Evitar ampliaciones, con todas las desventajas que éstas conllevan.
  • Utilizarlas para el seguimiento en obra de la producción ejecutada (certificaciones, proformas, etc…).
  • Que el Jefe de Obra tenga medida su obra, sirve para detectar cualquier anomalía en el pago a subcontratas. Es decir, teniendo en cuenta que las mediciones de las proformas sí las realizará tu ayudante en mayor o menor medida, si  tienes las mediciones claras, podrás dectectar si tu equipo se ha equivocado, o sin que lo sepas andan negociando horas o subsanación de errores con subcontratas… Tú, como Jefe de Obra, debes conocer esos errores, sobre todo, para corregirlos y gestionar adecuadamente los recursos (humanos). Y para TRABAJAR en EQUIPO.
  • Te sirve para ir supervisando si tus previsiones son buenas, si se produce lo anterior, no sabes si te has equivocado en tu valoración. Que hagas esta comprobación va haciéndote crecer como profesional, mejorando cada obra que acometas.
  • Por otra parte, todos somos humanos, y nos podemos equivocar al medir. 4 ojos ven más que dos.
  • Si tienes tus mediciones claras, puedes hacer varias hipótesis de contratación, jugando con el criterio de medición, y obteniendo el más conveniente para tus intereses. Es decir, no siempre es mejor deducir huecos mayores de 2 m2, en compensación del recibido de precercos o cargaderos, etc….
  • Si mides, es fácil que por el camino además vayas sacando otros pedidos como el de la carpintería, materiales, etc…
  • Si mides, detectas optimizaciones, ideas, propuestas, simplificas la obra, eliminando excesos, siempre que cumplan normativa y no causen patologías… y los apruebe la DF, claro.
  • Si mides eres consciente de todos los materiales y unidades, o gremios, que necesitas tener preparados, para producir tal o cual cosa.
  • Además, nos servirá para facilitarle información valiosa al encargado, evitamos errores, y nuestro equipo es más eficaz. Por ejemplo, planos de albañilería con su descomposición detallada y definida, y revisada y cotejada con la Dirección Facultativa.
  • Si tenemos esa información para el encargado convenientemente organizada, nos sirve igualmente como documentación para pedir ofertas, estudios técnicos (por ejemplo estudio acústico de viviendas), pedidos, distribución en obra de pedidos.
  • Que sepan lo anterior, facilita la recepción y control de materiales, y evita errores costosos en tiempo, que en obra, al final es dinero.
  • Muy posiblemente la Dirección Facultativa, el subcontrata adjudicatario de ese tajo, ingenierías, etc… te pidan esa documentación, que tú midiendo, ya tienes preparada.
  • Detectas cualquier error de ejecución al visitar la obra, pues te la sabes.
  • Tu imagen como Líder de la Obra, se ve reforzada ante el resto de agentes (Dirección Facultativa, Suncontratas, Jefes, Equipo, etc…)

Las mejor forma de estudiarse el proyecto es MIDIENDO.
La mejor forma de detectar errores de proyecto es MIDIENDO.
La mejor forma de revisar cumplimiento de normativa es MIDIENDO.
La mejor forma de tener inspiración a la hora de optimizar es MIDIENDO.

Eso, y todas las ventajas que hemos visto anteriormente, donde se incluyen ahorrarle tiempo a tu encargado (y equipo de obra) facilitándole planos, detalles constructivos e información detallada y solucionada, 

arrow
Lo que necesariamente mejora la organización de la obra y evita mayor número de errores.

Y si no puedes medirte toda la obra, por lo menos hazlo con las partidas más relevantes. Si sabes los m2 de guarnecidos y enfoscados, tienes una referencia para supervisar las mediciones de pintura, etc…

Tiene mucho trabajo, sí.

Evita muchísimos problemas: sí. Y esto ahorra trabajo: ¡SÍÍÍÍ´!!!

¿Todo lo anterior es trabajo de Ayudante de Obra o Jefe de Producción? Para mí, dada la repercusión que puede llegar a tener, NO.

A menos que tu Jefe de Producción sea ya un gran Jefe de Obra.

Y no te olvides, que estamos en un mundo muy competitivo, donde hay que marcar diferencias. Las ventajas que tiene sobre la obra ya justifican que te dediques a esta labor, y además,  tu profesionalidad también se ve reforzada, ante tu equipo, tus jefes, la Dirección Facultativa, los subcontratas…

Pues está claro que dominas la obra HASTA EN LOS ASPECTOS MENOS RELEVANTES.

Y todo ello hace que tu liderazgo se enriquezca.

 

 

Y tú... ¿Mides tu obra?

Y si no la mides... ¿Cómo te la estudias?

¿Estás seguro que el nivel de conocimiento del Proyecto es el mismo midiendo que sin medir?

2 Comments

  • David Galán Garrosa

    Reply Reply 9 febrero, 2015

    Totalmente de acuerdo, midiendo conoces un proyecto mejor que tu mano.

    También pienso que si las mediciones se hicieran de forma más clara (con unas líneas de medición y todos los documentos necesarios para garantizar una buena trazabilidad de las mediciones) se podría externalizar este trabajo sin problemas.

    Un saludo.

    • admin

      Reply Reply 10 febrero, 2015

      Es una de las claves para que no se perciban las mediciones como una tarea que consume tiempo. Medir de forma que nos facilite y/o ahorre tareas futuras y una mayor claridad a la hora de hacer nuestro seguimiento. Muchas gracias David por tu aportación.

Leave A Response

* Denotes Required Field