GUIA DE SUBCONTRATACIÓN PORTADA

GUIA DEFINITIVA de SUBCONTRATACION en CONSTRUCCION

La Contratación de Personal o SUBCONTRATACION del mismo es un derecho que tiene la empresa constructora según la Constitución Española, y totalmente lícito en el marco de una organización empresarial, siempre y cuando se cumpla la normativa vigente. Las necesidades productivas y la necesidad de externalización de las anteriores, debido a las cargas que conlleva el personal propio, así como los medios auxiliares, y la especialización, han  propiciado el desarrollo de la SUBCONTRATACION, siendo hoy la forma más común de ejecutar obras de construcción.

Por ello, por su importancia, y teniendo en cuenta que todo lo que contiene este artículo debe ser entendido respetando la actual Ley de Subcontratación, este artículo pretende ser una GUÍA DEFINITIVA DE SUBCONTRATACION EN OBRAS DE CONSTRUCCIÓN, en él veremos ¿Por qué Subcontratar?. ¿Cuándo Subcontratar?, ¿Cómo Subcontratar?,  ¿Qué subcontratar?, en la gestión de la obra cuáles son las DIFERENCIAS ENTRE TRABAJOS REALIZADOS POR PERSONAL PROPIO Y SUBCONTRATADOS, todo ello aplicado al día a día de la obra, CUANDO HAY QUE HACER UN CONTRATO DE OBRA de una SUBCONTRATACION, y puestos a realizar una subcontratación de forma eficaz, en esta GUÍA no podía faltar lo QUE DEBE INCLUIR UN CONTRATO DE OBRA, al tratarse de una GUÍA DEFINITIVA no podíamos dejar de lado tampoco, otros aspectos comunes en obra que ya hemos mencionado anteriormente en este blog, como son: COMO SUPERVISAR SUBCONTRATAS, y QUÉ HACER CUANDO UN SUBCONTRATA NO CUMPLE EN TU OBRA y como resumen de todo lo visto cabe reseñar la importancia del siguiente proceso: COMO CONTRATAR SUBCONTRATAS, y por último, veremos los CRITERIOS PARA VALORAR A UN SUBCONTRATA, pues son cada día más las empresas que llevan a cabo sus Planes de Calidad donde de forma fundamental interviene esta valoración por parte de los responsables de la obra.

 

¿POR QUÉ SUBCONTRATAR?

En los tiempos que corren, con las nuevas leyes laborales, hay una tendencia clara, no sólo en este sector de la construcción, sino en todos:

  1. Especialización
  2. Descargar lo máximo posible a la empresa de cargas sociales (externalización).

Ambas son la causa de la subcontratación. Y yo añadiría alguna más:

  1. El riesgo lo asume otro (el subcontrata), hoy con los precios tan bajos se hace más difícil defenderlos.
  2. La escasa demanda, aumenta la necesidad de fidelizar al cliente, por lo que se asumen mayores retos (subcontrata).
  3. Menor trabajo (de gestión de lo subcontratado).
  4. Lo anterior, implica destinar menos recursos a obra.
  5. Necesariamente sumas mayor conocimiento y experiencias a tu obra, si involucras a tus subcontratas en la misma.


¿CUÁNDO SUBCONTRATAR?

La respuesta está clara:

  1. Cuando requieres de equipos, medios auxiliares, o mano de obra especializada de la que no dispones, incluso conocimientos profesionales, cálculos, etc.
  2. Cuando necesitas más recursos puntualmente, y no quieres contratarlos en plantilla.
  3. Cuando necesitas mayor rendimiento, ya que la especialización trae consigo un aumento de éste.
  4. Cuando puedes obtener mejores precios que haciéndolo tú mismo.
  5. Cuando trabajando y arriesgando menos, consigues más.
  6. Cuando necesitas marca, acreditaciones, certificaciones, etc... de las que tú no dispones.
  7. Cuando quieres abarcar más y mayores proyectos.
  8. Cuando necesitas reputación, para llegar a determinados clientes.

¿QUÉ SUBCONTRATAR?

Cualquier actividad que te proporcione alguna de las ventajas o facilidades, descritas en el apartado anterior.

Eso sí, hay que subcontratar de tal forma, que jamás cedas el control total o parcial de tu obra. Pues si lo haces estás en manos de terceros.

Se subcontrata lo siguiente:

  • Trabajos altamente especializados.
  • Trabajos que requieran maquinaria o equipos especiales.
  • Trabajos con mucho volumen de unidades.
  • Trabajos que no podamos cubrir con nuestros medios en ese momento.

Y siempre atendiendo a la Ley de Subcontratación vigente.


¿CÓMO SUBCONTRATAR?

¿Cómo subcontratar para que las cosas salgan bien?

Sin discusiones ni malentendidos que afecten a la producción, rendimiento, calidad  o importe económico contratado.

Este es la cuestión para manejar de forma efectiva una subcontratación.

Los conflictos con los subcontratas surgen en obra por diferentes motivos, se dan uno o más:

  • Falta de definición.
  • Falta de preparación del tajo.
  • Cambiar condiciones contractuales por el camino.
  • Errores en la valoración por parte del subcontrata que quiere solventar a posteriori (por ello es tan importante contratar al más barato que pueda hacer la obra, no vale sólo al más barato).
  • Todo lo anterior, provoca discusiones por alteración del importe contratado.

 

Por lo tanto, a la hora de subcontratar tenemos que tener en cuenta varias cosas:

  • Beneficio claro (facilidad, producción, economía) a la hora de subcontratar.
  • Capacidad de la subcontrata para cumplir con nuestras necesidades y premisas (hay que tener todas estas claras desde el principio, por tanto).
  • Disponibilidad de la subcontrata para cumplir esas condiciones en los plazos establecidos.
  • Conocimiento previo de la subcontrata, experiencia, trabajos previos efectuados con ellos anteriormente.
  • Las relaciones de esa subcontrata con nuestros superiores, departamento de compras, etc.
  • Y, por último, también cuentan las relaciones personales que mantengamos con las personas con las que vamos a tratar, aunque en un ámbito profesional esto no debería influir, para la mayoría lo cierto es que sí.


DIFERENCIAS ENTRE TRABAJOS REALIZADOS POR PERSONAL PROPIO Y SUBONTRATAS

Cuando trabajas con tu propio personal:

  • Todo el mundo, o casi todo, ‘siente los colores’ y defienden los intereses de la empresa.
  • Conoces las habilidades, y flaquezas, de tu personal, sabiendo quién es más adecuado a cada trabajo.
  • Es más difícil gestionar el equipo, pues éste es mayor, y surgen los conflictos propios de esta labor, un ejemplo claro: siempre recurrimos a los trabajadores más cualificados para los peores o más difíciles trabajos, porque nos garantizan un resultado, podemos acabar quemándoles o desmotivándoles, sobre todo, si a ese extra de valor, no le sigue una recompensa, que no siempre tiene que ser económica : un día de descanso, unas  vacaciones, un gracias, algo.
  • Las quejas del personal las sostienes tú. Es complicado gestionar ferralls, encofradores, albañiles todo de tu plantilla, cerrarles destajos que estén conformes con ellos todas las partes, que cuando se enteren de acuerdos con otros equipos, gremios u obras, sigan estando conformes. Hay oficios que es más fácil contentar, hay otros necesarios que es más difícil valorar, etc.
  • Estás más tranquilo porque conoces a la persona que está haciendo cada trabajo.
  • Los rendimientos son menores, y el coste de la obra aumenta, en general y para trabajos localizados o con muchas unidades.

Cuando trabajas con subcontratas:

  • Debes desarrollar otras habilidades gerenciales, diferentes a las anteriores. Ahora ya no manejas a tu personal, manjeas a una empresa, y en este aspecto:
  • Te libras de aguantar las solicitudes o quejas del personal, lo que constituye un gran alivio.
  • Pero debes conocer muy bien la obra y lo contratado, para no tener que aguantar las quejas de la empresa subcontratada.
  • El margen de indefinición, desorganización, y error, necesariamente es mucho menor.
  • No siempre, pero muchas veces, al personal subcontratado que ejecuta el trabajo, no le importa el trabajo del gremio anterior, ni del siguiente. Es decir, menor implicación en el objetivo final. Esto te obliga a redoblar esfuerzos en la gestión del anterior y del siguiente, para controlar todo el proceso, supervisión, coordinación, organización.
  • Es más fácil gestionar a tu equipo, pues es menor, ya que al subcontrata tratas con una persona y no con toda su plantilla.
  • Los rendimientos son mayores debido al aumento de especialización y de recursos.
  • Por lo anterior, la obra suele obtener de esta manera mayor beneficio económico.
  • Un vez subcontratada la actividad, los riesgos económicos los asume otro, así como los derivados del arreglo de defectos y/o patologías; aunque siempre te tocan a ti, de forma directa o indirecta, en daños o patologías a otros gremios, etc. Esto es lo que no debemos olvidar que todo esta relacionado y que al final con intereses diferentes, nos interesa que el subcontrata obtenga los intereses acordados, para así nosotros poder defender y mantener los nuestros.
  • Perjudicarle a él, implica de una manera más o menos directa un grave perjuicio para nosotros, a la larga.

  • Hay que ser firme en la gestión de los subcontratas, porque ante cualquier error suyo intentarán elevar precios o mejorar condiciones, a veces, por ese interés común no queda más remedio que ceder a sus peticiones, tras, es la firmeza y defender los temas con la seguridad de haber tenido un proceso de contratación transparente.
  • Cuando utilizamos la picardía en exceso, el límite entre esto y enmascarar, e incluso engañar, es difuso. Aquí es donde hay que tener mucho cuidado, porque por lo menos para mí, la ética es importante. Y la fama la llevas para siempre. Siempre lo digo, podrás engañarlos una vez, quizás dos..., a la larga, todos lo reconocerán y jugarán a lo mismo, al final la afectada es la obra, y tu imagen.
  • Hay muchos subcontratas que se niegan a trabajar con algunos Jefes de Obra (y al revés):
    • Porque les han engañado en obras anteriores
    • Porque prometieron algo que luego no cumplieron. No es lo mismo que el punto anterior, ya que puede después de prometer, puede ser la empresa la que se niegue a conceder. Por eso hay que tener siempre muy presente qué lugar ocupas en la organización antes de prometer nada, y si eres nuevo, o no lo tiene claro, o la dirección de la empresa ha sufrido algún cambio significativo, tenedlo en cuenta y mejor ser cauto. Pan para hoy y hambre para mañana, eso es tomar el camino fácil en las negociaciones con los subcontratas. A la larga da lugar a problemas.
    • Tampoco se debe marearlos, con facturas y demás, cuando te piden ayuda hay que ser honesto e indicar hasta dónde se puede llegar, y no marear.
    • Puede que seas demasiado exigente en la obra y esto no les guste.
    • Los hay que entran con recelo a trabajar así contigo para más tarde agradecer y darse cuenta que por ese camino se exige mayor esfuerzo desde el principio y constante, pero se consiguen mejores resultados para todos.
    • Los hay que entran a tu juego (condiciones contractuales) pretendiendo cambiarlo por el camino,y cuando has hecho bien tu trabajo y no pueden, vienen los conflictos.
    • Y los hay que sencillamente no hay feeling, ni conexión, no se entienden contigo y ya está.


¿CUÁNDO HAY QUE HACER UN CONTRATO DE OBRA de una SUBCONTRATACION?

Siempre, por pequeña que sea la obra.

¿Es que es mucho trabajo y no tengo ayuda?

Da igual, tenemos que entender que el contrato no es un tema burocrático por si acaso acabamos mal y me cubro las espaldas.

El contrato desde el principio bien hecho, personalizado en la obra actual con la situación y circunstancias actuales es una gran ayuda desde el principio.

Nos roba tiempo, con o sin administrativo, pero también es cierto que a medida que vamos adquiriendo experiencia y trabajo, no tenemos que fabricarlo desde cero, sino aplicar esos pequeños matices diferenciadores.

Y por supuesto, siempre se debe hacer antes de entrar en obra, no sólo por enmarcar las condiciones económico laborales en las que entra a trabajar un subcontrata, y evitar sorpresas desagradables. Sino porque hay una ley que debemos cumplir la Ley de Subcontratación, y tenemos la responsabilidad sobre su cumplimiento, y que toca o tiene puntos comunes con la ley de Prevención de Riesgos Laborales, en cuanto a documentación obligatoria necesaria antes de entrar en una obra de construcción, que acredite una serie de circunstancias.

Para que un subcontrata entre en la obra tiene que tener su contrato firmado.

Se dan muchos casos que entran a trabajar en obra y al cabo de una semana, tal condición del contrato o cual, les resulta inaceptable, y su petición inaceptable para ti. Es un punto muerto, donde está difícil llegar a un acuerdo, que no imposible, y mientras que se arregla o no, tienes la obra parada o cociéndose un marrón. En muchas ocasiones, incluso, se llega a sustituir por la competencia, lo que te obliga a:

  • Parar la obra.
  • Sacar al subcontrata 1.
  • Revisar el comparativo para buscar un sustituto.
  • Ponerte en contacto con el subcontrata 2.
  • Revisar tus condiciones y las suyas junto con él.
  • Trámites burocráticos, etc…
  • Tiempo de gestión antes de la entrada en obra.
  • Ver si hay Disponibilidad del subcontrata 2.
  • Entrada del mismo (hasta poder meter el acelerador lleva un aterrizaje en obra).
  • Y un gran tiempo perdido.
  •  Además, de muchos más trabajo.
  •  Y tener que dejar aparcado trabajo, para ir a apagar fuegos.
  •  Y lo peor de todo, si te das cuenta es que: lo  que no querías hacer en un primer momento (definición y poner encima de la mesa todas tus condiciones, tener en cuenta las suyas, etc…), acabas haciéndolo, en una situación más crítica, que te resta poderío en las negociaciones, tienes una situación complicada, que te urge solucionar y ahí pierdes ventaja en la negociación. Acaba afectando a tu plazo, al trabajo que has dejado aparcado y ahora tienes que sacar más deprisa, y al haber negociado peor, pues las circunstancias mandan, el beneficio económico de tu obra también se ve perjudicado.

 

Si entiendes todo este proceso y evitas todas estas desviaciones con cada subcontratación  que va entrando en obra, tienes mucho ganado luego en la ejecución y gran camino hecho para llegar a la producción planificada de la misma.

Este es el secreto, trabaja antes, trabaja mejor, ahorra problemas, anticípate, ahórrate trabajo más tarde.

En resumen, ata todos los cabos.


¿QUÉ DEBE INCLUIR UN CONTRATO DE OBRA?

Clausulas redactadas por un abogado generales que enmarcan un contrato, y aparte Y COMO PARTE DE NUESTRO TRABAJO A PIE DE OBRA:

  • Partidas y mediciones debidamente detalladas.
  • Documentación y planos aclaratorios. Detalles constructivos singulares. Todo lo que afecte al precio y al objeto del contrato.
  • Planificación de tiempos, detallada.
  • Criterio de medición. Para las proformas parciales y para la liquidación total.
  • Definición forma de pago
  • Condiciones técnicas de ejecución.
  • Normativas a cumplir
  • Criterios de aceptación y rechazo.
  • Todo lo que afecte a tu obra.
  • Las firmas de todos los representantes en cada documento.
  • Adhesión al tuyo o entrega del Plan de Seguridad.
  • Compromiso MedioAmbiental.
  • Compromiso de Calidad.


CóMO SUPERVISAR SUBCONTRATAS

Mira el siguiente artículo donde lo explico todo: CLIC PARA IR A ARTÍCULO CÓMO SUPERVISAR SUBCONTRATAS


QUÉ HACER CUANDO UN SUBCONTRATA NO CUMPLE

En este blog encontrarás qué hacer ante una situación así, muy habitual, o más de lo que nos gustaría, mira el siguiente artículo:


CÓMO CONTRATAR SUBCONTRATAS

Una forma eficaz de contratar a tus subcontratas y no tener problemas con ellos, sino todo lo contrario que te ayuden a alcanzar tus objetivos, es la siguiente:

 

  • Estudio de tu obra, definición.
  • Descompuestos por lotes de contratación.
  • Documentación completa de cada oferta. Si tú te lo tomas en serio desde el principio, ellos también. Muchos de ellos, en conversaciones coloquiales me han comentado diferentes formas de hacerles llegar las ofertas para que valoren la obra a subcontratar, algunas son poco serias. ¿Si tú no te tomas el tiempo de cuidar tu obra, por qué lo iban a hacer ellos? Casos como pasarle todo el presupuesto a una casa de ascensores. En este ejemplo no valdría con pasarle sólo su partida, tendrías que informar del recorrido, número de plantas, tipo de señalización, etc... además de la descripción completa de cabina, y máquina.
  • Visita a obra, aunque habrá contrataciones que no lo requieran.
  • Ofertas y seguimiento de a quien se lo mandas, con quién has hablado, fechas, fecha de entrega, etc.
  • Comparativo en igualdad de condiciones indicando todo lo que interviene en cada contratación y en su precio.
  • Análisis de dicho comparativo. llama a los primeros situados y a los que te interese, para mantener una reunión, dependiendo del comparativo presencial o no, aunque siempre es mejor presencial.
  • Optimizaciones y nuevas valoraciones, a igualdad del comparativo. Incluso negociaciones con la Dirección Facultativa.
  • Comparativo definitivo.
  • Ajuste, apriete de precios, acuerdos de forma de pago completos, plannings y demás condiciones que requieras en tu obra, fecha de entrada, producciones parciales, forma de enfocar la obra, por dónde comenzar, coordinaciones con otros gremios, etc...
  • Una vez acordado todo lo anterior, se plasma en un contrato y se firma.
  • Cuando está firmado y la documentación necesaria entregada, en la fecha acordado se entra.
  • Pero antes de entrar en obra se supervisa el avance y estado de todas las gestiones previas que tenga que hacer el subcontrata para entrar en obra según lo acordado.
  • Antes de su entrada, no sólo tendremos claro lo anterior y su compromiso de respetar esa fecha, sino que prepararemos nuestra obra con todo lo necesario para acoger su entrada en condiciones óptimas de producción, o como mínimo las acordadas. Esto necesariamente implica una supervisión de las subcontratas existentes en obra, su producción, avance y la calidad de lo ejecutado.
  • Entrada en obra.
  • Supervisión ejecución del subcontrata en cuestión.
  • Revisión antes de la salida o terminación de cada fase.
  • Gestión liquidaciones parciales y liquidación total.
  • Seguimiento facturas y cobro. O lo que es lo mismo, nos tenemos que ocupar de que nuestra empresa cumpla con la parte de su contrato. Hasta donde nuestras posibilidades lleguen.
  • Ocuparse de sus problemas con sus facturas.

 

CRITERIOS PARA VALORAR A UN SUBCONTRATA, Una SUBCONTRATACION

Enumero una lista sin que el orden de aparición sea coincidente con el orden de prioridad o importancia, eso cada uno en su obra, o en su empresa, debe valorarlo:

  • Seriedad, en el trabajo, no significa que no haya momentos y oportunidad de tener un ambiente más distendido, que para todo hay tiempo y su momento, y por ello es necesario diferenciarlo y no mezclarlo. Sino que hay que tener responsabilidad, cumplir los acuerdos, si no es así responder de la forma adecuada, tener en cuenta los objetivos generales de la obra.
  • Capacidad de Respuesta. No sólo de atender al teléfono, dicho sea de paso, a un Jefe de Obra le saca de sus casillas no poder localizar (en un tiempo razonable) a un responsable de alguna de sus subcontratas, puesto que la obra no espera. pero no se trata de esto, sino de la capacidad de respuesta frente a los problemas, imprevistos, inconvenientes, la forma en que se afrontan y la actitud, las ganas de salvarlos, o las ganas de aprovecharse de la situación para levantar valoraciones erróneas. Algo que es el día a día de la obra.
  • Rapidez, en reaccionar, en atender los problemas, las cuestiones, las necesidades de la obra. Como siempre desde una perspectiva razonable. Pero también rapidez en organizar su trabajo y organizarse para atender tu obra.
  • Disponibilidad de Medios, íntimamente ligada a las anteriores, y es que no es lo mismo construir algo desde cero que tener ya un camino hecho.
  • Estado de solvencia, fundamental comprobarlo antes de entrar en la obra, de lo contrario y dependiendo de la gravedad de la situación por la que pase dicha empresa subcontratista, de sus problemas económico pudieras ser partícipe, al resentirse la obra.
  • Experiencia con la que cuenta esa empresa subcontratista en obras similares a la que se pretende contratar.
  • En el apartado anterior, sería deseable además, tener en cuenta la facturación de dicha empresa y de la tuya, a la hora de plantearse la subcontratación de la primera por la segunda.
  • Según los dos anteriores, y habiendo ya trabajado, o durante el proceso de contratación, se debe observar la forma en la que trata tu obra (la importancia que le da). Que si es poca o escasa, pues así será dentro de la obra, o puede que nos equivoquemos y esto sea por parte del comercial, y luego el equipo técnico realice un gran trabajo. Es por ello, que estos criterios se deben observar de manera conjunta y no de forma aislada.
  • Cómo atienede tus requerimientos. No todos somos iguales, ni para todos tampoco; es decir, un mismo subcontrata tratará de diferente forma a los diferentes Jefes de Obra de una misma empresa, en base a: su experiencia anterior con ellos en otras obras, lo que le dicen, lo que le cuentan, la valoración de ese Jefe de Obra dentro de su empresa, las amistades, y las enemistades, su profesionalidad, o la del Jefe de obra, las variables son muchas.
  • Por lo anterior, así tendrá el Respeto por tu Obra, o por motivos que van más allá y que pueden ser a nivel general de toda la empresa en comparación con otras empresas.
  • Respeto por su actividad, es decir, vigilar y observar las normas de la buena construcción en su gremio, trabajo o contratación. Hay mucho talento y sabiduría en las empresas subcontratas, pero no en todas.
  • Forma de suministrar sus materiales y medios auxiliares. Si va a ejecutar 3000 m2 de lo que sea y viene con material empezado (ojo con los sellos de calidad) que tan sólo le va a dar para monear, después de haber gestionado /como hemos visto anteriormente) con él y de la forma adecuada su entrada en obra..., pues no pinta bien.
  • Forma en la que trata a su personal. Con respeto, con organización, con valoración... o dando a entender que los sustituye a menudo y sin miramientos... El respeto por las fechas de cobro de sus nóminas, puede que la empresa esté atravesando por dificultades y ésta no se ala forma en que le gustaría tratarlos. No estamos aquí para discernir esto, sino para valorar si ese subcontrata es el más adecuado en tu obra o no, y claramente, a igualdad de condiciones, no lo es.
  • Cómo habla su personal de esta (su) empresa subcontratista. No sólo a nivel económico, sino de profesionalidad.
  • Cómo se organiza dentro de tu obra y supervisa su ejecución. ¿Su encargado espera que seas tú o tu equipo quiénes detectéis los fallos para comunicárselo después? ¿O es él quien se preocupa de que no te llegue nada o casi nada, así como de tenerlo todo claro?. No sólo él, sino que de que haya una comunicación fluida de todas las indicaciones dentro de su organización.
  • Cómo entiende la Prevención de sus trabajadores y el Mantenimiento de la Seguridad en tu obra. Importante aspecto también, no basta sólo con dotar a sus trabajadores de los EPI'S.
  • Cómo te entrega las ofertas u oferta, ¿realmente se ha preocupado por tu obra, o te manda una lista de precios?
  • Cómo respeta y entrega las mediciones de su proforma. Aunque parezca mentira los hay que no se preocupan ni por cobrar, pretenden que les hagas tú el trabajo, y a veces, como viene la fecha de 'cerrar mensualmente' no te queda más remedio, claro que el que reparte se lleva la mejor parte, eso dicen, así que luego vienen los conflictos o quejas a destiempo, esto te genera mucho más trabajo, que llevar las mediciones comprobadas en obra mensualmente.
  • Cómo entrega la documentación requerida antes de entrar en obra, incluso la de sus trabajadores, así como las Fichas Técnicas, sellos de calidad, etc.

Gracias a todos los subcontratas profesionales que con su trabajo, talento, esfuerzos y tiempo, suelen llegar a realizar más tareas y gestiones que las actividades para las que fueron contratados, solucionando de esta forma muchos problemas, imprevistos o indefiniciones, u optimizando la obra.

 

¿Te gustaría completar esta GUÍA DE SUBCONTRATACION añadiendo más valor?

¿Quieres comentar algo que te parezca relevante relacionado con la SUBCONTRATACION en obras de construcción?

Agradezco mucho vuestra participación en este blog, así se enriquece.

Leave A Response

* Denotes Required Field