portada del artículo problemas de obra con los depositos acumuladores

PROBLEMAS DE OBRA DEPÓSITOS . DESCUBRE CÓMO SOLUCIONARLOS.

Los DEPÓSITOS Acumuladores de algunas instalaciones pueden ser causa de grandes dolores de cabeza, aprende a evitarlos y/o solucionarlos.

En obras de edificación, es muy normal que dispongamos de depósitos acumuladores y si no andamos con precaución, nos ocasionaran problemas de obra.

En el artículo de hoy hablaremos de:

  • Los Problemas que nos pueden causar.
  • Si los conocemos, sabremos qué comprobaciones efectuar para evitarlos.
  • Y, por si se nos hubiera pasado alguna de las anteriores comprobaciones, veremos posibles soluciones a cada caso.

Con el artículo de hoy inauguramos una nueva sección  categoría de este blog: Problemas de Obra, que espero sea de gran utilidad para ti.

En ese sentido, esperamos recibir tus comentarios, para que nos indiques qué temas te gustaría que trataremos por ser de un especial interés para ti. Entre ellos, cualquier problema de obra que te hayas encontrado. O temes encontrar. Y quieres conocer diferentes maneras de evitarlo, o de solucionarlo si ya ha aparecido en escena.


¿Qué Depósitos son los que Pueden Causar Problemas?

Lo primero, y antes de enumerar, dichos problemas de obra depósitos, es que sepamos en qué instalaciones, podemos llegar a tener estos inconvenientes, o mejor dicho, estos depósitos ¿para qué son? ¿De qué son?:

  • Protección Contra Incendios.
  • Fontanería.
  • Energía Solar.
  • Piscina.
  • Instalaciones Centrales de Calefacción.
  • Cualquier otra instalación donde se use un depósito de muchos litros de agua acumulada (los de gasoil no los incluyo pues requieren una atención especial).


Si tienes estas instalaciones en tu obra, antes de empezar a hormigonar forjados debes leer este artículo y llevar a cabo las comprobaciones en él detalladas.

Una vez que sabemos dónde buscar en nuestro proyecto, veamos cuáles son los Problemas de Obra Depósitos:

Problemas de Obra Depósitos

En la siguiente infografía vienen descritos los problemas más habituales que se dan en casi todas las obras, si no todos a la vez, sí alguno de ellos, de forma que si no trabajas con previsión, como siempre digo, iendo por delante de la obra, puede que te lleguen a complicar mucho la misma.

Precauciones y Soluciones a los Problemas de Obra Depósitos.

Vamos a ello…

Los problemas más habituales descritos por grupos en la infografía anterior y más detallados en la lista a continuación:

  • No entran por la puerta.
  • No caben en altura.
  • No caben en planta.
  • No caben por el recorrido hasta el cuarto definitivo.
  • No están previstos en los cálculos de la estructura y forjado.
  • No están bien dimensionados.
  • No están previstos.
  • No pueden ir a la intemperie.
  • Se ven desde el exterior afeando el diseño del edificio.

No caben por la puerta.

Normalmente, ningún depósito de estas características entra por una puerta de una hoja.

Estamos hablando desde los más pequeños de fontanería, de una capacidad, desde 500L hasta 3.000L. Hasta los 5.000L de la depuradora de una piscina, o bien, los 12.000L o más de un grupo de Incendios. Lógicamente, son ejemplos pues depende de los cálculos de cada instalación, según las necesidades del proyecto.

Precaución:

Por lo que solemos meterlo antes de construir las fábricas de albañilería. Has oído bien. Por lo que tendrás que haberlo gestionado con la suficiente antelación, para que antes de ejecutar las divisiones de albañilería, cuentes con su suministro en obra, lo que implica:

  • Comprobar que no se da ninguno de los problemas de la lista anterior.
  • Junto con el instalador, comprobar su dimensionado, disposición, cuarto, etc.
  • Contratación del Instalador de Protección Contra Incendios.
  • Realizado el pedido con la suficiente antelación.

Solución al problema:

Si ya no estás a tiempo de evitarlo (has construido el cuarto y no tienes el depósito dentro), puedes hacer lo siguiente:

  • Cambiarlo por otro mismo volumen diferente medidas.
  • Cambiarlos por dos unidades de dimensiones más reducidas, la suma de ambas será el mismo volumen que el inicial.
  • Ejecutarlo in situ.
  • Si se trata de la instalación de fontanería y su grupo de presión, puedes cambiar éste (By Pass) con lo que no sería necesario contar con dicho depósito.
  • Sí claro, también se puede demoler una pared hasta meterlo.

Para los dos primeros casos imprescindible que con las nuevas opciones compruebes el resto de puntos, no se trata de sustituir un problema por otro, sino de erradicarlo.

No cabe en altura.

En este caso, cuando tu depósito no quepa con la altura libre de la que dispones, obligatoriamente tendrás que adoptar una de las tres soluciones propuestas en el apartado anterior (la última no vale, no vamos a demoler la estructura). Bromas aparte, la antelación es la clave.

Precauciones:

Además, deberás adoptar, en este caso y siempre que exista un cuarto, las siguientes precauciones:

  • El pavimento definitivo del cuarto debe estar colocado.
  • Dispondrá de sumidero.
  • Dispondrá de ventilación.
  • El resto de trabajos hasta completar el cuarto de instalaciones se podrán ejecutar con el depósito en el mismo.
  • Siempre cumplirá la normativa.
  • No se pueden usar depósitos para otros usos. Ni practicar enganches y 'apaños' extraños.

Solución al Problema:

Igual que en el caso anterior.

No cabe en Planta.

No me refiero a que en la planta del cuarto técnico no quepa en el sentido literal de la frase, sino que si se hace una comprobación de:

  • Espacio que ocupa en planta
  • Más el resto de equipamento necesario y proyectado.
  • Más los obligados pasillos de seguridad y/o mantenimiento.
  • Apertura puerta EI según proyecto y normativa.


Pudiera ocurrir que realmente no entre todo en el cuarto como debería. Lógicamente estas comprobaciones, las debes hacer con tu instalador. Aquí no se trata de ser ingenieros, ni maestros de todo. Aunque las instalaciones son parte importante, cada día más, de tu obra, por lo que no debes desligarte de ellas.

Precaución:

Comprobarlo antes siquiera de cerrar el contrato con tu instalador, pudiera lugar a cambios de precio. Las temidas ampliaciones.

Solución al Problema:

Los mencionados en los casos anteriores, con la precaución de comprobar que el nuevo modelo quepa en altura dentro del cuarto y que no...

 

No caben por el recorrido hasta el cuarto definitivo.

Muchas veces has hecho todas estas comprobaciones, y no has caído que la cabezada de la rampa, o cualquier otro estrechamiento, impide que puedas bajar o llevar a su lugar definitivo, este depósito.

Precaución:

Hacer todas las comprobaciones citadas hasta el momento con la suficiente antelación.

Solución al Problema:

La hemos visto ya y pasa por cambiar las medidas, hacerlo in situ o bien, dividir su capacidad en dos o más depósitos.

Tomes la decisión que tomes, exige que trabajes:

  • El estricto cumplimiento de la normativa local y nacional.
  • La mejor opción económica para tu obra.
  • Y la autorización de la Dirección Facultativa.

No están previstos en los cálculos de la estructura y forjado.

Mucho más habitual de lo que en un principio pudiera parecer.

Precaución:

Comprueba que la importante carga puntual que estos depósitos transmiten a los forjados haya sido tenida en cuenta en el cálculo de la estructura.

Estos datos, grupos electrogénos, y todo elemento de instalaciones o singulares que pudieran afectar a la estructura, son datos que debes facilitar a la casa de forjado que has contratado, para que sea tenida en cuenta en los cálculos y en los planos de forjado.

Solución al Problema:

  • Recálculo de la Estructura.
  • Recálculo del forjado.
  • O bien, ejecución de bancada y comprobación de la estructura si fuera necesario.

El último es el más habitual, y aún haciendo bancada esta/s carga/s puntual/es deben ser revisadas y tenidas en cuenta por la casa de forjados en el estudio que realizan.

Por supuesto, también podemos junto con las soluciones aportadas en puntos anteriores, buscar soluciones combinadas. Dependerá de cada caso.

Pero es un tema que necesariamente exige ser tratado con la Dirección Facultativa de la Obra.

 

No están bien dimensionados o no existen.

Antes de dar por buena una instalación, en su totalidad o en sus partes, debe ser analizada minuciosamente.

Precaución:

Todas las instalaciones deben ser analizadas por un instalador experto antes de ejecutarlas en la obra, para comprobar:

  • Idoneidad técnica.
  • Funcionalidad y Mantenimiento.
  • Cálculos.
  • Cumplimiento de la Normativa.
  • Posibles deficiencias y mejoras.
  • Optimizaciones.
  • Incidencia con otras instalaciones.

Es una recomendación, que te evitará muchos problemas.

Solución al Problema:

Está claro que junto con tu instalador y con la Dirección Facultativa:

  • Se debe subsanar el problema cuanto antes.
  • Se deben realizar todas las comprobaciones explicadas anteriormente antes de darlo por válido.

No pueden ir a la intemperie.

En ocasiones, se proyecta una instalación cuyo acumulador y/o interacumulador no está preparado para ir a la intemperie.

Precaución:

Realizar las comprobaciones citadas en el punto anterior, es decir, la comprobación exhaustiva de la instalación y de todas sus partes.

Solución al Problema:

Además, las opciones que enumero a continuación son válidas también para solucionar cualquier otro problema de ubicación de un depósito, como por ejemplo, en el caso de que vaya proyectado enterrado y no pueda ser, por el motivo que sea:

  • Cambiar dicho depósito o interacumulador por uno idóneo a la intemperie.
  • Buscar un lugar apropiado en el interior del edificio para destinarlo a cuarto de instalaciones, lo que modificaría sustancialmente la instalación.
  • Construir una 'caseta', vigilando la normativa urbanísitca, mediante casetón metálico o de obra, para alojar este equipamiento.

Una vez más, se puede comprobar la importancia que tiene no sólo, Ganarte la Confianza de la Dirección Facultativa, sino tener la suficiente Previsión.

Y por supuesto, te animo a que en cuanto hayas terminado de replantear y de enfocar la obra como te conté la semana pasada Control de Obra: 20 Pasos...

Te dediques a realizar todas estas revisiones de instalaciones, de su incidencia sobre el resto de proyecto, pasatubos, patinillos, etc...

Y su incidencia sobre la propia ejecución de la obra, su economía y su plazo.

 

Se ven desde el exterior afeando el diseño del edificio.

Precaución:

  • Analiza la ubicación proyectada en cubierta de este tipo de instalaciones y de otras como el grupo electrógeno, paneles solares, máquinas de aire, etc.
  • Comprueba la 'conviviencia' de todas las instalaciones de cubierta.
  • Analiza al Director de Obra, y su opinión al respecto.
  • Analiza el tipo de edificación que estás construyendo.

 Solución al Problema:

  • Junto con los instaladores afectados realiza una redistribución en la ubicación de las instalaciones de cubierta.
  • Consigue la autorización de la Dirección Facultativa y su colaboración.
  • Comprueba la incidencia de los cambios sobre la estructura y el resto de instalaciones, la normativa urbanística.
  • Es posible que la Dirección de Obra diseñe algo que impida esta visión, desde lo más fácil, como subir el peto de cubierta, hasta algo más complicado.

¿Echas de menos alguna posible solución? ¿Quieres compartirla?

¿O prefieres compartir tu caso?