COMO GESTIONAR MODIFICACIONES EN CIMENTACION

MODIFICACIONES EN LA CIMENTACIÓN. CÓMO GESTIONARLAS

Imprevistos en la cimentación  son modificaciones que todo gestor de obra teme por la repercusión que tienen sobre su planificación, y porque aumentan la dificultad de esta fase que, todos deseamos concluir cuanto antes, para poder avanzar en el camino crítico de la obra.

¿Qué imprevistos pudieras encontrarte en una cimentación?, ¿Qué problemas tendrías que solucionar si una cimentación se modifica? y sobre todo, ¿Cómo debes gestionarlos? ¿Qué puedes hacer para salir airoso de una modificación de cimentación? Todo esto y algo más veremos en el artículo de hoy.

 

¿Qué imprevistos pudieras encontrarte en una cimentación?

En realidad son muchos más de los que te imaginas, todos los relacionados con el terreno, sobre el que se ha hecho unos sondeos y ensayos, un Estudio Geotécnico, pero pudiera guardarnos alguna sorpresa.

Por supuesto, yo no conozco todos los imprevistos que pudieran llegar a acontecer, tan sólo te cuento algunos de los que yo me he encontrado.

Variación del terreno. No hay firme.

Como lo lees, por más que intentamos localizarlo mediante catas, no encontrábamos firme, no era en toda la obra, sólo en una zona, donde teníamos previsto construir un muro de contención de una altura considerable, además.

Los más ancianos del lugar, viendo nuestros infructuosos esfuerzos, nos informaron que en su día, y sin que nadie de la constructora o equipo técnico lo supiera, esa ubicación era un antiguo vertedero.  Además era una obra para la Admon, donde no era viable en principio encargar una pilotadora, además en aquella época su uso no estaba tan extendido como ahora.

‘La he construido yo’

Así de orgullosos estaba el propietario de una vivienda de dos plantas, al responder a nuestras preguntas sobre quién había construido esa casa. Los pilares eran de un hormigón de dudosa procedencia y no tenían cimentación alguna.

Habíamos demolido algunas  casas y en su lugar, se proyectaba construir un edificio de viviendas. Debíamos construir un sótano de una planta por debajo de esta construcción casera … no sé cómo definirla la verdad. Sólo sé que la apuntalé interiormente de arriba abajo.

Nos ahorramos pensar en los demás

Hasta en dos ocasiones me he encontrado cómo un constructor vecino (reciente), ha levantado su muro medianero con una zapata corrida centrada, el tacón de su zapata por toda la longitud de la medianera estaba en nuestro solar. Si además tienes que bajar su cota de cimentación, constituye un molesto imprevisto.

Actuaciones indebidas

Una de las mayores complejidades técnicas y de coste, fue cuando un constructor vecino decidió realizar su rampa de acceso al fondo de su vaciado por nuestro solar (nuestra construcción empezó más tarde), para ello considero nada importante en la zona del acerado retirar nuestro terreno y con él la posibilidad de pilotar esa zona.

Lo agravó cuando tras haber pilotado su zona de la acera, algunos de sus pilotes de esquina no quedaron del todo bien, y para su inspección excavó nuestro solar, eliminando como digo la posibilidad de que nosotros pudiéramos pilotar esa esquina (contención acera).

Cálculos y re-cálulos.

Aunque parezca increíble en una ocasión me llamó un ferralla, estaba con las planillas de la obra y me dijo: -‘No encuentro la armadura de las zapatas’.

Efectivamente, tras más de dos horas de buscar plano por plano, los cuales contenían muchísima información, ese cálculo no estaba.

Rocas, cuevas, restos arqueológicos

Esto no me lo encontrado en mi propia experiencia, pero sí lo he observado en una obra, restos de un  ataúd muy antiguo y cercano a una Iglesia, supuso la paralización de la obra hasta la conclusión de los trabajos arqueológicos.

En algún caso, debido a la gran existencia de cuevas, u oquedades del terreno se ha llegado a desestimar la viabilidad de la construcción.

Te animo a que compartas tu propia experiencia sobre estos aspectos de la obra, nos enriquecerá a todos.

 

En fin, son sólo algunos ejemplos de los muchos que puedes llegar a encontrarte y que derivan en una crisis, ya que obligan a solventar el problema de forma urgente, no sólo por la repercusión del problema en el plazo de la obra, sino por la implicación en temas tan importantes como la cimentación de un edificio, lo que necesariamente repercute gravemente en la gestión de ésta.

A continuación veremos precisamente este punto sobre la gestión de la obra ante un imprevisto en su cimentación.

Pero déjame que te diga una cosa:

Los errores o carencias de un Proyecto en Cimentación, no son imprevistos.

Son sólo eso, errores o lagunas, que un buen gestor debe encontrarse a tiempo, y debe enviar solucionado a obra, junto con la DF de ésta, de forma que nunca llegue a afectarla.

Por lo tanto, tu labor debe consistir en detectarlos antes que nadie, con la suficiente holgura para poder solucionarlos sin que lleguen a afectar al obra, ni a tu previsión/planificación.

 

¿Qué problemas tendrías que solucionar si una cimentación se modifica?

Cuando te encuentras con un imprevisto en cimentación, sobre todo, relativo a aspectos lo suficientemente relevantes que tienes que implicar a la Dirección Facultativa y a la Propiedad, es una crisis en tu gestión:

Primero porque tienes personal en la obra parado, sin producir, ya sea propio o subcontratado.

Segundo, tienes maquinaria en alquiler parada y sin producir, que supone un coste, e incrementa tu coste previsto.

Tercero, pudieras tener contratos y pedidos de materiales que quedarían invalidados, o como mínimo, en stand by.

Cuarto, abandonas tu planificación hasta la resolución del imprevistos, tu organización, pues como mínimo queda en stand by.

Quinto, abandonas tu agenda, con todo lo que eso conlleva, pues tienes un asunto serio que solucionar.

Sexto, tienes un problema urgente que solucionar y toda la presión está encima de ti.

Es en estos casos, cuando se nota mucho si trabajas en una empresa organizada o no, es cierto que tu propia valía como profesional cuenta, así como tu experiencia, tu agenda de contactos, pero la propia organización de la empresa para la que trabajes aquí es fundamental.

La flexibilidad que tengan con los temas burocráticos o la diligencia en su resolución, son claves.

Cada uno de los puntos anteriores trae consigo: aumento de estrés, presiones de diferentes lados, nervios, prisas, confusión, desorden, desorganización, más trabajo, etc.

Es cuando se debe mantener la cabeza fría, y saber que la prioridad está en la resolución de este gran obstáculo que nos impide continuar con la obra.

Y aquí surge una pregunta clave:

¿Es posible continuar con la obra por otro lado mientras  solucionamos este imprevisto en la cimentación?

Es la primera pregunta que te debes plantear, ver opciones, delegar las tareas pertinentes, realizar las gestiones oportunas.

En estos casos, una de las cuestiones que más se valorarán es si puedes organizar rápidamente la obra por otro lado, qué implicaciones tiene y así pasar a la segunda pregunta clave,

¿Qué producción lograré y a qué precio?

Muchas veces es mejor parar 15, 20 días, los necesarios, los mínimos, pero parar, que andar ‘moneando’, intentando hacer algo que si lo analizas tiene un coste brutal, para tu empresa y para tus subcontratas.

Este incremento de coste condicionará la obra en adelante perjudicando a todas las empresas involucradas, sus relaciones, sus costes, y en este escenario será más difícil lograr objetivos de producción, aunque no imposible.

Muchas veces por andar aquí y allá nos complicamos el desarrollo posterior de la obra y además no logramos avanzar nada.

No confundir esto con optar por el camino fácil de no poner el 200% de nosotros en solucionar de  la mejor manera esta situación en cimentación imprevista.

Aun así por imagen, por imposición de la Propiedad, etc… muchas empresas deciden hacer algo, aunque lleve implícito lo expuesto anteriormente. En estos casos, donde manda capitán, no manda marinero.

¿Qué puedes hacer para salir airoso de una modificación de cimentación?

Una vez has tomado la decisión de continuar por otra zona de la obra, o no, y has hecho las gestiones necesarias para que sea posible en el primer caso, es necesario que te enfoques en solucionar el imprevisto de tu cimentación:

Pasos a seguir:

Saber dónde estás, si no has cumplido, los primeros puntos de esta lista antes, es momento de hacer los deberes:

  • Conocer las implicaciones de tu contrato con la Propiedad. En el caso de cimentación, a veces la medición es abierta, el contrato restante cerrado, y por falta de un análisis de estas cláusulas nos perdemos esta ventaja.
  • No todo es dinero, en los contratos muchas veces se expone cómo se debe actuar frente a la Propiedad en estos casos, conocerlos es importante, sobre todo, en obras oficiales.
  • Si el geólogo autor del geotécnico no ha visitado la obra, algo que te recomiendo haga siempre en cuanto quede al descubierto el terreno y antes de hormigonar, es  momento de que verifique su geotécnico in situ en la obra.
  • Tormenta de ideas, como siempre qué posibles soluciones hay, siempre hay solución a un problema técnico, por lo tanto, busca a las personas adecuadas para tener frente a ti diferentes caminos viables.
  • Analiza las implicaciones de cada posible solución sobre el trabajo ya realizado (no sobre la obra pues en pasos anteriores ya la has parado o reactivado por otra zona), es decir, qué pedidos en marcha se ven afectados, qué previsiones, planificaciones, subcontratas, ponlos a todos al día, paraliza intenta evitar costes y males mayores para todos.
  • ¿Alguna de las soluciones anteriores recoge, la posibilidad de solucionar el punto inmediatamente anterior?, ¿existe esa posibilidad?, plantéatelo, puede que salves mucho trabajo y dinero.
  • Realiza las gestiones adecuadas para comprobar que tu solución es la mejor.
  • Plantea esta solución a tu DF, no esperes a la reunión semanal, es un cao urgente.
  • Cuando te hayan aceptado solución técnica, procura incorporar sus aportaciones técnicas, llévalo a obra lo antes posible, gestiona con tu DF las implicaciones de coste y de plazo cuanto antes.
  • Reactiva tu obra, y si puedes mantener los dos frentes abiertos mejor (si la continuaste por otra lado). En cualquier caso, intenta estudiar la forma de recuperar el plazo perdido.
  • Ante los grandes imprevistos por regla general encontrarás benevolencia y ayuda, aunque no te confundas el nivel de exigencia no disminuirá.

Lo importante es que realmente sea un imprevisto y en tu propia metodología de trabajo incorpores  las comprobaciones, precauciones necesarias para que no te pille en el último momento.

Un imprevisto es un imprevisto, y cuanto antes sea detectado, mejor.

PASOS PARA GESTIONAR UNA MODIFICACION EN CIMENTACION

 

 


 

¿Te has encontrado en alguna modificación de cimentación de las que hemos mencionado anteriormente?

¿Tienes una experiencia que contarnos en relación a las modificaciones en cimentación?

Gracias por leer este artículo. Compártelo y estarás ayudando a otros compañeros.


autor post Isaura Ardila

2 Comments

  • Raul Almonte

    Reply Reply 19 abril, 2017

    Comenzando las tareas de excavación de cimientos en los terrenos de una embotelladora de aguas gaseosas reconocida a nivel mundial, para su nuevo edificio administrativo, nos topamos con algo inesperado: donde debían ir tres zapatas de considerable volumen de Hº había otra cimentación también importante hecha de ladrillos y hormigón. Asumimos que era una construcción centenaria pues no figuraba siquiera en los planos originales de la planta que databan de los años 60 del siglo XX. Pasada la sorpresa inicial, no quedo otra que buscar martillos neumáticos (se alquilo 3), horas extras de personal, horas adicionales para la retroexcavadora, como así también horas adicionales para retirar los escombros. A veces, si te toca, te toca… Un saludo desde Tucuman, Argentina

    • Isaura Ardila

      Reply Reply 20 abril, 2017

      Gracias Raúl por tu aportación, es muy interesante. Me imagino lo que tuvo que suponer, y si la cimentación hallada, además se trata de un resto arqueológico, la obra quedaría paralizada.

Leave A Response

* Denotes Required Field