como coordinar gremios en obra paso a paso

Cómo coordinar gremios en obra

Cómo coordinar gremios en obra es una de las decisiones más importante de todo gestor.

Saber cómo coordinar gremios en obra no sólo es útil para la planificación y organización de la obra, sino para resolver con acierto situaciones difíciles que nos obligan a introducir cambios en la programación prevista.

Cuando escojo un tema sobre el que hablar en el blog de PCA, me ocupo de revisar antes si hay mucha información ya de lo mismo, y aparentemente la hay, pero más allá de relatar los problemas que causa una coordinación ineficiente, no me encuentro mucho más.

Y me extraña, pues sé que, en este sector, hay mucho conocimiento y talento.

Hoy me voy a mojar y te voy a relatar la secuencia de coordinación. Una de ellas. De las 4 aprox más habituales que hay. Sí, como has oído, variantes a las 4 principales todas las que quieras, pero coordinación de partida,, entendiendo que es la deseable, no hay muchas variantes.

Aunque mi opinión y lo que yo he implantado en mi obra es claro: siempre y cuando respetes las normas de la buena construcción y la prevención de seguridad, puedes llevar a cabo en tu obra multitud de variantes.

Persistentemente digo que en obra no hay decisiones perfectas.
Que todas tienen pros y contras.
Que escojas la que menos contras tenga, pero no sólo eso, sino que te dediques a minimizar esos inconvenientes.

Aunque lo normal es que partamos de una coordinación validada.

Hay secuencias de coordinación, digamos estándar, que llevamos todos a cabo hasta que alguna contingencia relevante nos pone a prueba y tenemos que tirar de experiencia, creatividad, gestión de equipo y talento para resolver dichas situaciones.

Te voy a contar una secuencia de coordinación completa en el interior de una vivienda.

Pero voy a hacer algo más, te voy a contar qué tienes que hacer para resolver esas situaciones más difíciles, cuando ‘lo estándar’ no se puede llevar a cabo por el motivo que sea.

 

¿Qué afecta a la coordinación gremios en obra?

Si lo pensamos, en realidad lo que estamos organizando con la coordinación de gremios en obra es una cadena humana.

Una cadena de producción. Como en una fábrica.

La dificultad es que trabajamos con humanos, no con máquinas, y que las circunstancias varían de una obra a otra, y cada puesto de la cadena le corresponde a una empresa con la que hemos subcontratado la realización de estos trabajos, en la mayoría de los casos, pues aunque tengamos mano de obra propia, casi siempre subcontratamos determinamos oficios.

Es decir, que puede tener intereses divergentes al resto de eslabones de dicha cadena. 

La magia está en salvar las citadas divergencias y hacer que converjan en favor de la producción de la obra.

Los errores de coordinación se pagan caros.

·         Repito, no atinar en cómo coordinar gremios en obra pasa factura siempre.

·         Cualquier fallo en la organización afecta a la coordinación.

·         Cualquier cuestión que afecte al rendimiento y sea mantenida o no solucionada en tiempo y forma acabará afectando a la coordinación.

·         Este es el primer paso para coordinar, definir quién va a hacerlo. Pues aunque en la mayoría de las ocasiones esté claro, hay otras donde nos toca decidir quién hace qué.


Ahora imagínate, una fábrica donde cada puesto debe manufacturar en los tiempos y con las calidades indicadas para no romper el ritmo de la cadena.

En toda obra todos los equipos de obra dedican mucha energía a vigilar:

1.       Entrada en fecha del subcontrata (inicio de la cadena y de cada eslabón)

2.       Salida del tajo para dar cabida al siguiente (salida de un puesto a otro de la cadena o fin producto).

3.       Ritmo debemos conseguir que diferentes empresas y organizaciones lleven el mismo ritmo para que lo anterior se cumpla, tenemos truco en obra para conseguir esto.

4.      Calidad, el ejecutar sin calidad obliga remates y retrabajos que rompen el ritmo de la cadena y alteran el fin de coordinar que no es otro que construir sin que ejecuciones posteriores afecten a lo ya ejecutado.


Cuando uno de los 4 puntos anteriores es quebrantado por un solo eslabón de la cadena, te puedes imaginar los efectos nocivos sobre el resto de la producción:

·         Bajada de rendimiento
·         Falta de continuidad
·         Abandono del tajo y/u obra.
·         Retrabajos
·         Remates
·         Falta de Calidad
·         Mayor consumo de recursos
·         Mayor coste
·         Menos producción
·         Insatisfacción del cliente
·         Incumplimiento de plazos

La mayoría de los equipos de obra prestan mucha atención y vigilancia a los 3 primeros puntos anteriores (entrada, salida y ritmo). 

Y muchos hacen un verdadero esfuerzo por construir además con calidad.

Para mí el problema es querer actuar cuando las cosas fallan en obra, cuando lo que hay que hacer es trabajar para prevenir o evitar que en tu obra se den ciertos imprevistos, que de tan conocidos por todos, ya no son imprevistos, son cuestiones desagradables que se suelen dar en todas la sobras.

En tu mano está trabajar para que en la tuya no se den.

Y si es tu decisión, yo estaré encantada de ayudarte con este nuevo curso que es definitivo para que aprendas a llevar la obra paso a paso. CLIC AQUÍ

En obra, hay mucha vigilancia a los tiempos, rendimientos, y del ritmo y producción de la obra. 


En cuanto a la calidad me gustaría decir lo mismo, pero se dan dos circunstancias que a veces lo impiden u obstaculizan:

a) al no tener la obra bien preparada, muchos se ven obligados a aceptar ejecuciones que, si no fuera porque el tiempo apremia, jamás admitirían.

b) el grado de aceptación sobre una ejecución y, por tanto, su calidad es subjetivo.


 

¿Qué debes tener en cuenta para coordinar gremios en obra?

Mira, la coordinación es sencilla.

Coordinar es imaginar cómo se construye algo y la necesidad de dar un orden a unos oficios determinados. 

La complejidad está en darle continuidad en obra a esos oficios en la obra, y coordinarles o prepararles diferentes tajos, para que puedan tener rendimientos óptimos. siempre es casi igual.

Lo segundo más complicado es cambiar cómo hemos coordinado a los gremios inicialmente, cuando las necesidades así lo requieran, sin que los objetivos se vean alterados.

Lo tercero, y el objetivo de todos, sería mejorar con cada obra cómo coordinamos. Y atrevernos a salir del ‘en obra siempre se ha hecho así’, para contar otra historia, afilar el hacha.

Pero coordinar, lo que es coordinar, permíteme que insista, es fácil.

En la mayoría de las obras de este país se resuelve la coordinación de gremios con 3 ó 4 tipos diferentes de secuencias de coordinación, no hay muchas más.


¿De qué depende decantarse por una o por otra secuencia? Por ejemplo, en el interior de una vivienda:

Depende de una serie de factores o sistemas constructivos:

A. SISTEMAS CONSTRUCTIVOS       

Sistema constructivo tabiquería

Sistema de calefacción

Acabado carpintería de madera

Pavimento

               

B. PREFERENCIAS DEL GESTOR

Como lo oyes, cada maestrillo tiene su librillo, en función de:

·         los resultados de experiencias pasadas o

·         de lo que ha tenido oportunidad de vivenciar.

La zona de confort también pesa y muchos profesionales piensan: 

-‘Si me funciona, o de lo experimentado es lo que mejor ha funcionado, ahora adaptarme a otra cosa cuesta e implica otro esfuerzo, así que mejor me quedo como estoy.’

 

¿Qué es exactamente coordinar?

Consiste en organizar la secuencia de ejecución, o cadena de producción de la obra, de forma que lo ya construido no sufra deterioro por parte de gremios que intervengan con posterioridad en el mismo tajo, sistema o detalle constructivo.

Y añade que además debemos procurar la continuidad de todos los oficios de la obra.

Fíjate que el objetivo es lograr que cada gremio que entre ejecute su parte sin deteriorar lo ya ejecutado.

Eso es coordinar, la buena noticia es que no hay una única forma.

La mejor noticia, es que debes saber de técnica constructiva para poder coordinar con acierto.

 

Cómo coordinar gremios en obra

De hecho, te voy a dar unas sencillas pautas para coordinar. Hace tiempo escribí un post Claves para Coordinar que te invito a que le eches un vistazo también.

Cuando vayas a analizar la coordinación de una obra, ten en cuenta lo siguiente:

1.       Decide quién va a ejecutar cada parte (personal propio, subcontratación y dentro de la subcontratación qué subcontrata realizará cada ud obra).

2.       Primero ejecuta lo más grande, luego lo más pequeño.

3.       El orden de ejecución siempre será desde dentro hacia afuera, y esto afecta tanto a la colocación de un pavimento en el interior de una vivienda, como al orden en el que ejecutamos la cimentación de un edificio.

4.       Eso sí el orden anterior no significa improvisar, significa haber realizado las oportunas comprobaciones y replanteos previos. P. ej.: caso de la colocación del pavimento, maestras para cuidar los detalles al principio de lo que estemos pavimentando (piezas enteras en lugares más visibles).

5.       Será mejor siempre dejar primero listo lo de arriba que lo de abajo. Es decir, trabajar a la altura del falso techo antes que en pavimentos.

6.       Por tiempos de secado, ejecutar antes la obra húmeda que ejecuciones sin aporte de agua.

7.       Por limpieza y evitar ensuciar otros materiales, primero lo que más ensucie el tajo.

8.       Vigilaremos que determinadas aplicaciones no produzcan patologías, o manchas en revestimientos como, por ejemplo, cuando alicatamos con pellada de mortero de cemento y por la otra cara del tabique existe un guarnecido de yeso, cuando el tabique es sencillo, suelen aparecer manchas en el revestimiento de yeso. En obra nueva esto ya no ocurre, pues los espesores de los tabiques vienen determinados por un proyecto y una normativa acústica, pero en reformas…, se sigue viendo tabiques de ladrillos hueco sencillo en locales húmedos.

9.       Debes plantear la obra, y su avance, con el objetivo de Abrir la obra. Otorga la posibilidad de contar con más recursos y facilita de esta manera su continuidad, y por tanto, la coordinación de gremios en obra.

10.   Procurad que en la medida de lo posible cada gremio, entre una sola vez en cada tajo. No será posible en todos, especialmente en instaladores. Y exigirá tener la obra preparada. Por ejemplo: esa práctica habitual de romper los tabiques ya ejecutados, para alojar las rejillas de aire acondicionado… ¿te suena? Pasa por tener el marco de la rejilla de aire acondicionado cuando los albañiles van a construir. 

Sí, lo sé, no es un marco es:

                                                   i.      Tener contratado al instalador del aire acondicionado

                                                 ii.      Tener recalculada y aprobada la instalación de conductos, si se diera el caso de recálculo o modificación.

11.   Construir una sola vez bien desde el principio facilita la coordinación. El principio empieza por los Replanteo tu obra con los planos de albañilería, no con los planos de estructura. 

Te evitarás sobrecostes y tener que contar con otro gremio en obra, cerrajero, para que te adapte lo que se puede hacer bien. 

Se puede prescindir de estos ajuste para acoplar la albañilería a la estructura, si replanteas la obra con los planos de albañilería. 

Lo digo, porque lo he hecho. 

Es más, cuando te enfocas en trabajar así, al final descubres los puntos más conflictivos comunes en todas la sobras, algunos de ellos son:

                Laterales de rampas.

                Zunchos de fachada en escaleras coincidentes

                Dimensiones hueco ascensores.

                Cantos de forjado, especialmente a rampas y aceras.

                Vigas de coronación en fachadas.

12. Deberás conocer cómo funciona una obra para afinar al máximo tu coordinación y poder organizarla de forma que se absorban pequeños discontinuidades en el ritmo, tan importante para la producción. 

Esto no puedo explicártelo en un post, pero he hecho algo mejor: una nueva formación, aunque por su grado de seguimiento, yo no lo llamaría formación, sino una preparación personalizada, donde te cuento cómo llevar una obra y te enseño los procesos que tienes que seguir paso a paso.

 

ANALISIS SECUENCIA DE COORDINACIÓN PASO A PASO

Y ahora como te prometí: te dejo este video donde te cuento el orden de ejecución y coordinación en el interior de una vivienda estándar. 

Ojo que no es el única, pero es uno estándar, con sus pros y sus contras, como todos.

Secuencia estándar de coordinación interior de vivienda de edificio en construcción en altura:

                Calefacción: suelo radiante

                Tabiquería: cartón-yeso

                Tuberías fontanería: de plástico extruído

                Pavimento: Porcelánico

                Carpintería madera: lacado en blanco

¿Cuál es tu secuencia de coordinación favorita en el ejemplo anterior?
¿Qué pegas que no haya mencionado en el vídeo añades a este secuencia de coordinación?
¿Cómo la mejorarías?

Gracias por llegar hasta aquí, y déjame tus comentarios. 


Leave a Reply

Your email address will not be published.

Responsable: Isaura Ardila Jiménez
Finalidad: Moderación de los comentarios en el blog
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks. Ver política de privacidad de Raiola Networks y el Aviso Legal  (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/)
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a ardila@procedimientoconstructivoardila.com.