como evitar errores de proyecto en tu obra

Los errores de proyecto son una de las principales causas de retraso en la obra. 

O, por lo menos, eso aseguran gran parte de los jefes de obra.

Realizar un Proyecto es algo complejo; pues necesita tiempo, talento y plasmar por anticipado antes de materializar, algo que además exige conocimiento, atención, y más tiempo y, por ende, dinero. 

¡Y que no te modifiquen lo ya avanzado!

Pero no como ingredientes sueltos que suman, sino como factores en bloque. Si uno falla, altera el resultado final. 

Si no hay tiempo para elaborar el proyecto, de nada sirve que sobre el conocimiento.

En este sentido, son muchos los proyectistas que se ven forzados a entregar proyectos en plazos imposibles.

Los errores de proyecto dan mucho trabajo extra a los jefes de obra y a su equipo.

Muchos gestores de obra consideran que su trabajo no debería pasar por prestar atención, revisar o comprobar lo ya definido.

Es imposible que un proyecto sea perfecto, igual que es totalmente imposible que una obra lo sea. Porque:

-Está realizada por humanos  y no hay humano perfecto.

-Las circunstancias han podido cambiar desde que se elaboró hasta que se va a materializar.

-Las necesidades del cliente también pueden modificar lo proyectado. 


Sin olvidar el estrés que ocasionan al equipo de obra, pues le falta tiempo, y le sobra trabajo y presión.

Todo ello, hace que estos profesionales no puedan desarrollar su labor al frente de la obra como quisieran y les gustaría. 

Lo que sin duda acaba afectando a la obra, no sólo a los intereses de la constructora.

Si desconocemos las causas que retrasan una obra, es difícil ponerle remedio. 

Podemos echar balones fuera o culparnos en exceso, y eso tampoco solucionará el problema.




¿En las obras retrasadas hay errores de proyecto?

Cuando he llegado como segundo jefe de obra a obras en un estado de retraso importante.

En todas ellas he observado varias circunstancias que se repiten.

Pero hoy me gustaría centrarme en una de ellas, así que mi respuesta es: un rotundo ¡sí!, además de otras circunstancias hay errores de proyecto que no se han detectado a tiempo, y han acabado por producir:

sobrecostes
afectan la relación con las subcontratas
dismunición en el ritmo de la obra,
y hasta pudieran llegar a perjudican la calidad de ejecución.



MODIFICACIONES Y ERRORES DE PROYECTO

Hace muchos años asistí a unas conferencias sobre calidad en las obras de construcción, y comentaban que el 80% de los errores en la ejecución tenían su origen en deficiencias del proyecto.

Una cantidad nada desdeñable, tanto es así que jamás la he olvidado.

Por otra parte,

Muchas empresas constructoras no están aprendiendo de errores en sus obras y retroalimentando a su personal, para evitar que errores que ya han sufrido algunos compañeros, los sufran nuevamente otros.

No parece que haya interés en el sector en mejorar estas preocupantes cifras. 

¿O sí?

Hay sistemas con mucho esfuerzo que se quieren implantar, y han dado con un hueso difícil de roer, como es el BIM (sistema o metodología), y el hueso: los errores de proyecto.

Y, claro, sus esfuerzos caen en saco roto pues se enfrentan a lo mismo que el equipo de obra, pero sin la ayuda que éste tiene.

En un artículo reciente te dejé en vídeo mi explicación y punto de vista de por qué es tan difícil contentar a todos los profesionales que intervienen en el proceso constructivo CLIC AQUÍ PARA IR A VERLO.


Metodologías como BIM y consultores BIM se encuentran con el mismo problema que se encuentra un jefe de obra en obra.

Pero por romper una lanza en favor de los últimos, los primeros no tienen la presión de la obra y sus involucrados encima. Quizás tengan otras presiones, no lo dudo.

Aunque tampoco cuentan con los recursos de los jefes de obra.

Por recursos me refiero a la colaboración de los grandes expertos en cada materia y ejecución: los subcontratas, industriales y proveedores; y la experiencia del propio equipo de obra.


¿Se convertirá el jefe de obra en jefe de obra virtual?

¿Necesitan las consultorías BIM un jefe de obra experimentado que les asesore  para resolver las interferencias que se encuentran en los proyectos a modelar?

¿La consultoría y el proyectista serán lo mismo? ¿Lo son ya?

Son muchas las cuestiones que se plantean alrededor de un problema que lleva afectando a:

a) las obras, 

b) a su calidad y 

c) a los intereses de todos los involucrados, incluido usuario final.

Concretamente desde que empecé como jefe de obra, arrastramos el mismo problema, y tengo la impresión de que se agrava.

Sí, se agrava.

Porque la situación actual obliga a:

- mayor competitividad, 

- obras más aceleradas, 

- menos tiempo de preparación, 

- menos recursos en el equipo de obra.

Un equipo de obra, ya de por sí demasiado saturado, cada día con más gestiones por hacer y más temáticas que gestionar.




Lo primero y principal es considerar los errores de proyecto una dificultad añadida, y nunca una causa de retraso.

Donde hay una dificultad, hay una oportunidad. Así a grandes dificultades.... ¡exacto! grandes oportunidades.

Cuando me refiero a oportunidad, no es generar únicamente precios contradictorios.

La única diferencia entre ser el motivo de retraso o una dificultad añadida, es cómo te enfrentes a su solución. Si lo haces como una oportunidad para entregar más valor, ganarte la confianza del cliente o como un obstáculo insalvable.

En ambos casos, tienes una forma diferente de estar, entender y trabajar la obra.

Aunque la oportunidad sea aprovechada por la constructora, en beneficio de sus intereses, no reñido con la entrega de valor y calidad, depende de la combinación de dos factores:

errores de proyecto cómo afectan al jefe de obra

No te digo nada si el que lo descubre es el cliente cuando ya está ejecutado, entonces los problemas se agravan.

Tan importante es cuándo, como quién.


De hecho, si es la obra la que te lo avisa, es tarde.

¿Cuándo es el momento perfecto para detectar errores de proyecto?:

Lo ideal antes de planificar costes, pero hay que ser realista esto no siempre sucederá.


¿Cuándo es el segundo mejor momento para subsanar errores de proyecto?:

Antes de contratar, porque la solución no involucra a ninguna gestión puesta en marcha o a otras organizaciones.


¿El tercer mejor momento para destacar ante errores de proyecto?:

Antes de ejecutar, porque la solución no afecta a la obra.

A ver… depende de la gestión, pudiera retrasar algo, pero por lo menos evitamos rehacer la unidad afectada.

Re-trabajo, por lo menos de eso nos hemos librado.


¿El cuarto y peor momento para detectar errores de proyecto?:

Cuando ya está ejecutado.

Pues el ciclo que nadie desea se pone en acción:

¿Quién lo asume económicamente?

Seamos sinceros, los constructores ahí somos como un sándwich, en esta fase cuarta, depende de la gestión, y otros factores, el subcontrata podría ejercer mucho más presión sobre el jefe de obra que éste sobre su cliente.


EFECTO sándwich.

Las negociaciones que llevamos con nuestros colaboradores económicas, no son en la misma línea que con nuestro cliente, y aunque la responsabilidad sea del proyecto, no de la constructora moralmente, a efectos prácticos, ha  firmado un contrato donde asegura haberlo verificado y que todo es correcto.

Todos sabemos que se firma sin haberlo verificado de forma completa. 

No hay tiempo, apenas ha tenido tiempo de estudiar la oferta económica. Y para algunos, no concederlo, forma parte de una estrategia a la hora de adjudicar constructor a su proyecto.


Se asumen ciertos riesgos, y se está acostumbrado a que durante la obra ya se solucionará.


¿Por qué nos quejamos de que otros profesionales hagan lo mismo?

Si dentro de la organización de la propia constructora, nos negamos a corregir y aplicamos el mismo 'pase'. Pase que viene a ser: durante la obra ya se definirá, siendo la propia constructora la que le mete este gol su propio departamento de producción.  

Lo cierto es que, en toda la cadena, ¿quién tiene tiempo de revisar a conciencia el proyecto?

>> La propiedad no tiene tiempo y, a veces, es la primera que pospone la definición de la obra para el momento de su ejecución, introduce modificaciones desde el primer día y dilata las decisiones.

>> El proyectista tampoco es que tenga mucho tiempo para ello. Ya hemos analizado sus circunstancias anteriormente.

>> La dirección de obra a menudo, ni tiempo, ni recursos. 

>> La constructora tampoco lo hace.


Todos estamos acostumbrados a que la obra se define en su ejecución.

Pero hemos empezado diciendo que el jefe de obra está mermado en recursos, y en tiempo también.

Es decir, que dejamos para el final, en el momento más inadecuado, con menos tiempo, y más presión, la resolución de temas.

¿No es arriesgarnos mucho?

Y es que así se ha hecho siempre.

Y el equipo de obra ha trabajado así siempre...

Pero las cosas están cambiando…

Las nuevas generaciones ya no trabajan de sol a sol, de hecho, valoran más su tiempo libre y conciliar su vida personal que un sueldo.

Sueldo, el de los jefes de obra, que ya no es tan cuantioso como en otros tiempos.


“Es diferente la disponibilidad laboral de los jóvenes que la de los de más de 40 o la de quienes piensan en jubilarse” FUENTE

Y los más experimentados, tienen cierto desgaste y/o desmotivación a esta forma de trabajar

El estrés y presión, pasan factura.

Y los nuevos modelos de metodologías ágiles se encuentran con el mismo problema.



¿Quedará mucho tiempo para que nos demos cuenta que un gran chef con una receta incompleta o defectuosa, no puede delegar de la forma correcta, ni sacar todos los menús de su restaurante a tiempo? 

Imagina la que se liaría.

Programas como 'Mastercheff', nos han acercado a todos a lo estresante de unas cocinas en hora punta.

Y sin embargo, la caseta de obra, se asemeja mucho a una cocina de un gran restaurante.

Muchas cosas pueden fallar.

Ambos trabajos son exigentes.

Pero en 'Mastercheff' la receta está definida. Luego tienen el riesgo de equivocarse en su elaboración.

En obra, la receta es incompleta o con defectos, y a eso le añadimos el riesgo humano (exponencial) de equivocarnos en cualquier proceso.

 

Como te decía, los errores de proyecto es una dificultad añadida, y pasa porque el jefe de obra trabaje de la forma correcta.

Yo prefiero trabajar antes de ejecutar, la definición de la obra, así soluciono y evito que lleguen a mi obra los errores de proyecto.

Para luego ahorrarme trabajo y estrés en resolver problemas.

Prefiero trabajar la definición de la obra y dejar los errores de proyecto depurados en la ejecución, y así me ha ido muy bien.

Soy consciente que muchos o no lo ven, o no quieren ese sacrificio inicial. Prefieren castigarse con posterioridad.

Y sin saberlo, optan por sacrificar su salud resolviendo cuestiones con mucho más estrés y presión y peores resultados.

Me recuerda a una conducta que fue objeto de estudio.

En 1.960, Walter Mischel, psicólogo austríaco afincado en EEUU, realizó el siguiente experimento con niños de 5 años. Puso a un grupo de niños de cinco años alrededor de una mesa frente a un caramelo, uno para cada uno. Les dijo que podían comérselo durante los cinco minutos que él estaría fuera de la sala, pero que si no lo hacían como premio tendrían dos caramelos a su regreso. Walter y su equipo siguió la pista a estos niños durante 14 años y el estudió determinó que los niños que se convirtieron en personas más exitosas fueran las que supieron esperar al segundo caramelo.

Esto es lo que hago en la obra, esperar el segundo caramelo, lo cual exige un esfuerzo inicial para recoger una recompensa mayor, comprobando cómo la obra no sufre los errores de proyecto, y se obtienen mejores resultados.

Es plantar un árbol, regarlo, para luego recoger sus frutos.

Si tuviera una constructora, revisaría todos los procesos para facilitar al equipo de obra la tarea, para superar la dificultad con nota.

Si quieres puedo ayudarte a detectar estas mejoras e integrarlas en tu organización. Más información clic aquí.


¿Sufres errores de proyecto? 

¿Retrasan tu obra? 

¿Cómo podemos mejorar entre todos?

Gracias por llegar hasta aquí, cuéntame tu opinión, siempre respondo todos los comentarios.

FORMADORA DE JEFES DE OBRA

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Responsable: Isaura Ardila Jiménez
Finalidad: Moderación de los comentarios en el blog
Legitimación: Tu consentimiento
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks. Ver política de privacidad de Raiola Networks y el Aviso Legal  (https://raiolanetworks.es/aviso-legal/)
Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a ardila@procedimientoconstructivoardila.com.